Days Gone es una aventura salvaje y emotiva en un mundo abierto que en todo momento busca acabar con el protagonista, ya sea con una emboscada, un animal salvaje o una horda de zombis (Freakers).

El videojuego, obra de Bend Studio y Sony, narra la travesía de Deacon St. John, un cazarrecompensas errante en este caótico mundo para encontrar a alguien muy importante para él.

Además de cuidarse de los diferentes peligros que acechan en el entorno inspirado en la crudeza del desierto alto del Noroeste del Pacífico, el protagonista deberá cazar para obtener energía, buscar medicinas o vendas para curarse y ayudar a los desvalidos en el camino.

Recorrer ese entorno no es nada fácil y para ello Deacon cuenta con su fiel motocicleta, la coestrella de esta historia que será indispensable para sobrevivir realizándole mejoras y estando siempre al pendiente de que el combustible en el tanque sea el necesario.

“Deacon es un miembro del club de Mongrels y su moto es un símbolo, algo físico para sobrevivir. Hay una serie de personalizaciones para que la moto sea tuya y no sólo del protagonista”, dijo John Garvin director creativo de Bend Studio.

Para lograr salir vivo de este mundo, es necesario mejorar en cada paso y perfeccionar las estrategias, pero, sobre todo, “actuar con inteligencia, porque cada decisión marca la diferencia entre la vida y la muerte”.

La experiencia visual de Days Gone esta a la altura de las grandes producciones triple A de la industria y se puede observar en los detalles “delimitados por la huella dejada por antiguos cursos de lava, lo cual ofrece un imponente telón de fondo con diversas regiones para explorar. Desde pequeños poblados rurales y montañas hasta acantilados y cuencas de río, un mundo hermoso pero repleto de peligros, que ha sido testigo de la destrucción de la humanidad”.

El 26 de abril sale a la venta Days Gone para retar a los jugadores a sobrevivir en ese mundo post apocalíptico.

Jugabilidad y tiempos de carga

Jugar Days Gone es una experiencia gratificante, recorrer el entorno lleno de vehículos, casas, paradas de camiones y pueblos abandonados en busca de recursos, se vuelve fácil tanto a pie como con el manejo de la motocicleta.

Las diferentes armas y objetos para eliminar a los peligros que acechan son inmersivas, toda vez que se tiene que buscar constantemente munición, mejorar las armas y realizarles modificaciones para poder escapar de las hordas de Freakers o de una emboscada de los humanos.

El manejo de la motocicleta, aunque al principio parece complicado, después de un par de horas de estar frente al manubrio se tiene la sensación de ser un experto.

Quizá un par de puntos negativos del juego son sus tiempos de carga que podría decirse son lentos en comparación con otros juegos triple A, como God of War o Red Dead Redemption.

Además, durante el tiempo de juego se observaron un par de bugs, no afectaron en nada la jugabilidad ni la trama de la historia.

Aun sin salir a la venta, Bend Studio confirmó que a partir de junio todos los poseedores del juego con conexión a internet tendrán disponible de forma gratuita un nuevo modo de dificultad y nuevos desafíos cada semana.

 Te recomendamos: 

Análisis | En cuestión de videojuegos, #JugarYaNoEsCosadeNiños

 

Siguientes artículos

Niñas y desigualdad en su acercamiento a las TIC
Por

Una sociedad que se ha forjado bajo estándares de una cultura masculina, machista y misógina tiene un gran trabajo que h...