Milán, Italia. – Desde esta hermosa ciudad italiana, ver al país desde lejos siempre da una nueva perspectiva, el salirse del foco de la discusión, de los gritos y sombrerazos diarios ayuda a ver en perspectiva lo que está pasando.

Con miras a la elección del 2018, los políticos están tomando decisiones que han creado grandes crisis en sus propios partidos, como siempre, por sus propias ambiciones de poder y con el único objetivo de, supuestamente, ganar los más posible, la pregunta que me viene a la cabeza es: ¿están tomando las mismas decisiones de siempre, creyendo que todo sigue igual o verdaderamente están viendo el nuevo panorama del país?

Porque pareciera que todas sus decisiones son bajo la misma lógica de antaño: chantajear, jugar a que nadie se pueda mover estando seguros de que no les va a pasar nada. Nos arrastra la vieja usanza de la política antigua “no paso yo y nadie pasa”, el problema es que han jugado tanto con la imagen de todos los políticos que ya no hay credibilidad para nadie.

El problema hoy es que todos los partidos piden alianzas para evitar que el de enfrente gane, pero en las actuales circunstancias y con las divisiones el mercado político va a quedar exactamente igual, y lo que tanto buscan evitar se va a dar, y entonces las decisiones que hoy tomarán ante las crisis políticas de este pleito va a crear un escenario fuera de lo normal y si no había una gran crisis, en verdad la van a crear, o simple y sencillamente el PRI ganará otra vez siendo el último estertor de ese viejo partido.

PUBLICIDAD

Y como siempre, no cambia nada, una buena parte del PRD se pasa a Morena para mantenerse en la vieja y clásica izquierda, no hay gran noticia; al PRD se irán algunos que quieren seguir siendo de izquierda, pero disfrazados de modernistas; en el PRI se quedarán los de siempre bajo su disciplina.  En el PAN se harán pedazos, están entrando en su segunda crisis electoral después de haber dejado el poder, pareciera que ya no se acuerdan cómo ser oposición, están en una posición muy curiosa, son oposición, con el mayor número de gobernadores, pero no consolidan su filosofía política, están solos en la derecha y bajo estas circunstancias la alianza con el PRD les puede ocasionar más daño a ellos que a la misma izquierda.

En Morena, el asunto de la CDMX también puede ser una decisión que a la larga vuelva a generar las mismas situaciones que en pasadas elecciones.

Políticos viejos tomando decisiones a la vieja usanza y creando los problemas que todos quieren evitar. Como dijeran los clásicos “Dios nos agarre confesados en las próximas elecciones”.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Mesianismo político: cómo funciona
Por

¿En que se basa este estilo de hacer política?; ¿cuáles son los fundamentos y mecanismos de persuasión que utiliza? y ¿c...