Parece que el déficit de choferes es un problema tanto para México como para los Estados Unidos, aunque con connotaciones diferentes.

Se sabe que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha contratado ya a 700 de los 2,000 conductores de pipas de gasolina requeridos, en tanto en el país del norte, Wallmart planea incorporar -al menos este año-, a unos 900 camioneros.

El sueldo para los empleados mexicanos ascenderá a 29,000 pesos mensuales, por lo que miles acudieron para aplicar en el empleo. López Obrador comentó que ya se compraron 671 autotanques de combustible por 92 millones de pesos, pipas que están fabricadas en su mayoría, en el país.

El presidente añadió que se atenderá el problema del abasto porque las pipas podrán transportar 140 mil barriles, pero como pueden hacer dos viajes, éstas podrán llevar el equivalente de 200,000.

Por su parte, los 8,000 camioneros que trabajan para Walmart están obteniendo un aumento a medida que la minorista busca contratar a cientos más en medio de una escasez continua de conductores.

La oferta de Walmart de reclutar a más camioneros hizo que publicaran anuncios de televisión nacionales en el otoño, acortando el proceso de contratación y ofreciendo bonos de referencia de hasta 1,500 dólares.

La compañía contrató 1,400 nuevos conductores en 2018, y “cientos más están listos para unirse en 2019”, con ingresos anuales totales de 90,000 dólares, según Walmart.

Con información de MSN Money.

 

Siguientes artículos

AMLO agradece a gobernadores por el apoyo en la lucha contra el huachicoleo
Por

Durante su participación en la Tercera Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario so...