Este es el depósito más grande de basura del planeta –por lo menos de los que se tiene registro— según el estudio publicado en Scientific Reports. El vertedero está ubicado en el estrecho de Sicilia, en Italia Continental, y fue descubierto por miembros del Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR) y la Universidad de Roma La Sapienz.

Las imágenes de esta catástrofe ambiental fueron captadas por un robot de exploración marina a más de 500 metros de profundidad, donde se ha generado una acumulación gigantesca de desechos. Allí, se pueden encontrar restos de coches, juguetes, árboles de navidad y hasta colchones. Las especies que habitan esta zona han optado por refugiarse entre la basura, ya que la suciedad –proveniente en su mayoría de la superficie— ha invadido su hábitat.

Conforme a lo analizado por los científicos italianos, destacó la presencia de los desechos plásticos con 70%, seguido de cerca por escombros, ropa y metales. Mientras que, las bolsas de basura y envoltorios alcanzaron el 52%,  divulgó El País.

El reporte anuncia una forma de contaminar que antes no se había revisado a detalle, explicó Martina Pierdomenico, investigadora del CNR y coautora del estudio. “Las aguas costeras y las playas de países en desarrollo pueden tener más basura de la que hemos encontrado nosotros, pero se trata de entornos más accesibles”, comentó al diario ibérico.

El cañón submarino de Mesina se posa entre dos cordilleras, una del lado de Sicilia y otra en la zona de Calabria, mismas que forman un desnivel por el que descienden grandes corrientes acuáticas, pero en verano llega la sequía y la zona se convierte en un tiradero ilegal. Y, las lluvias torrenciales desplazan toda esta basura directo al mar.

El POLLUX III –robot utilizado durante la exploración—avanzó por poco más de 6 kilómetros y alcanzó un rango de profundidad entre los 200 y 600 metros, aproximadamente. En cuanto más se acercaba al fondo, más basura encontraba. Por lo que, los científicos alegaron que seguramente debe haber una mayor cantidad de desechos en aguas más profundas.

La paupérrima gestión de salubridad en Sicilia y Calabria, con referencia al manejo de basuras, explica en gran medida la crisis ambiental que se está desarrollando en el Mediterráneo, comentaron los autores del informe. Además, las condiciones geológicas de este mar se prestan para la acumulación de basura, ya que, cuenta con grandes ciudades y fábricas en su costa.

También, el constante tráfico marítimo en el estrecho de Gibraltar suma puntos al problema. El grupo de investigadores ahora busca enfocarse en el impacto que tanta basura pueda llegar a generar en la fauna de la zona.

“El plástico puede durar hasta 500 años en el mar y es una fuente de contaminantes orgánicos persistentes que son tóxicos para la fauna marina y se pueden acumular en sus tejidos, concluyó Pierdomenico.

 

Siguientes artículos

Emiliano Salinas se desmarca de ‘atrocidades’ de Raniere y NXIVM
Por

El hijo del expresidente Salinas de Gortari aseguró que cortó su relación con ese grupo cuando tuvo conocimiento de esas...