La votación de la bancada de Morena en el Senado para decidir si continuaba Martí Batres como presidente de la Mesa Directiva de la cámara o si elegían a alguien más terminó en la exhibición del pleito entre el legislador y Ricardo Monreal.

Como coordinador del grupo parlamentario, Monreal convocó a una votación para este lunes, la cual terminó en la decisión de impulsar a la senadora Mónica Fernández a la presidencia del Senado, luego de que otras legisladores se retiraron de la contienda.

Tras perder la votación con 33 votos a favor del cambio y 29 por la continuación, Batres rechazó el resultado y acusó al líder de la bancada de haber ensuciado el proceso interno durante varias semanas y de haber incluido de último momento a los legisladores del Partido Encuentro Social (PES), aliados de Morena.

Además, el senador denunció la persecución de parte de Monreal, a quien acusó de ser un político faccioso y un factor de división en Morena.

En respuesta, Monreal defendió la votación y, sin nombrar a Batres, aseguró que las descalificaciones son injustas.

En tanto, la senadora Fernández,  originaria de Tabasco y quien es vicepresidenta del Senado, aseguró en entrevistas con medios que la votación no tuvo irregularidades y agradeció el apoyo que recibió de su bancada.

 

Siguientes artículos

Ahumada acusa persecución de Rosario Robles en sexenio de Peña
Por

La denuncia por la que fue detenido en Argentina Carlos Ahumada fue abierta interpuesta a pedido de Rosario Robles y el...