Desde que la Reserva Federal señaló  que comenzaría a reducir su estímulo monetario en 2o13, la rupia y el real han sido las monedas con el desempeño más débil en Asia y América Latina.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La rupia india se hundió a un mínimo récord contra el dólar, conduciendo una liquidación del real brasileño y otras monedas de mercados emergentes vistas por los inversionistas como las más vulnerables a una salida de capitales externos.

Una fuerte corriente vendedora en muchas monedas de mercados emergentes no muestra señales de ceder, ya que la esperada reducción de los estímulos monetariosen Estados Unidos lleva a los inversionistas a deshacerse de mercados vistos como riesgosos debido al déficit de financiamiento, débiles economías y la inflación.

La rupia entra en esa situación, como también la rupia de Indonesia, el rand sudafricano y el real brasileño. La rupia se hundió a un piso de cuatro años el lunes.

El real brasileño extendió su desplome de más del 5% de la semana pasada para cotizar en sus mínimos desde marzo del 2009, pese a que el Banco Central vendió casi 3,000 millones de dólares en swaps cambiarios, derivados que cumplen la función de inyectar dólares en los mercados a futuro.

El real retrocedió un 0.83% al nivel de 2,4159 unidades por dólar.

La rupia y el real han sido las monedas de peor desempeño en Asia y América Latina, respectivamente, desde finales de mayo cuando la Reserva Federal señaló por primera vez que comenzaría a reducir su estímulo monetario este año.

La moneda india ha perdido un 13%  frente al dólar en lo que va de 2013, mientras que el real acumula un descenso del 15% en el mismo periodo.

Un declive en la compra de bonos por parte de la Fed presionará al alza a los rendimientos del Gobierno, lo que debería elevar el atractivo del dólar y los activos denominados en el billete verde.

En Brasil, la debilidad de la moneda ha complicado los esfuerzos de las autoridades para controlar la inflación, llevando a que muchos inversores apuesten a que el Banco Central podría acelerar el ritmo de endurecimiento monetario la próxima semana.

Otras monedas de América Latina, pese a haber sido menos vulnerables que el real, también se han debilitado fuertemente en los últimos días. El peso mexicano perdió más del 1%, según el precio final del banco central, tras caer un 2.3% la semana pasada.

El peso chileno, en tanto, que está fuertemente relacionado con los precios del cobre, cerró en mínimos de más de un año frente al dólar.

 

Siguientes artículos

Cervecera austriaca revive receta de 300 años
Por

El propietario Peter Krammer fue capaz de reproducir la mezcla de cebada, trigo y lúpulo que marcaron la cerveza produci...