La desconfianza en los políticos nace porque históricamente nos han mentido y hemos visto una enorme corrupción en los que han estado en el poder.

 

 

La semana pasada tuve la oportunidad de ofrecer dos conferencias con temas distintos y en diferentes auditorios, lo que me dio la oportunidad de poder compartir dos visiones de nuestro México con distintos públicos.

PUBLICIDAD

La primera conferencia fue en el Centro de Estudios Superiores Navales, en donde tuve el honor de participar en una mesa de trabajo donde se discutió el tema de la Visión Geopolítica de México en América del Norte, Asia y Europa, con Oficiales de la Armada Mexicana, militares nacionales y de otros países. Curiosamente, este evento fue justo una mañana después de que el presidente Peña Nieto diera su discurso ante la sede de las Naciones Unidas, en donde dio a conocer la participación de México en las operaciones de mantenimiento de paz de la ONU, por lo que puso en jaque a todos los expositores, ya que esto significa un cambio radical en cómo México venía implementando su política en el exterior.

En mi caso, me ayudó el anuncio del presidente, ya que una de mis tesis para mantener una mejor relación y lograr una verdadera inserción en el mercado de América del Norte, implica redefinir la filosofía con la que manejamos nuestra soberanía, y con este anuncio, México por fin empieza a salir de la zona gris con la que manejó su política exterior en los últimos doce años. El ser un actor principal en el escenario mundial y lograr que en el futuro se coloque entre las primeras 10 economías del mundo, implica tener una política exterior más proactiva, lo que cambia radicalmente la forma como nos veníamos manejando.

La segunda conferencia fue en la ciudad de Querétaro, en donde pude convivir con jóvenes políticos de la CNOP, y en donde el tema principal fue el futuro de la política en México y lo que los jóvenes tendrán que enfrentar con una sociedad incrédula y, por ende, más demandante.

Revisamos las cifras de un estudio del Instituto Nacional Electoral (INE), con estadísticas que lo único que demuestran es que la sociedad no quiere ni le gusta participar en la política, el estudio reporta, entre otros muchos datos, los siguientes: el 66% de la población piensa que para nada o poco, sirven las leyes en México; el 60%  de los mexicanos piensan que no sirve de nada denunciar delitos;  la democracia no satisface al 42% de la población; diputados y partidos políticos son los que generan la mayor desconfianza en la población; el 66% de la población considera que no tiene ningún contacto con redes políticas o sociales; sólo el 11% de los ciudadanos participa en actividades de los partidos políticos; sólo el 7% de la población está afiliado a un partido político.

Esta desconfianza en los políticos nace porque históricamente nos han mentido y hemos visto una enorme corrupción en los que han estado en el poder; con la alternancia, los que decían que nunca jamás, resultaron iguales o peores, y los que clamaban justicia social, han construido su base con cuotas clientelares, terminando cobrando por todos los años que no estuvieron en el poder. El pueblo se queja, pero también se ha acomodado al sistema; hoy tenemos informalidad, delincuencia y también corrupción en la iniciativa privada. La población ha visto en los políticos básicamente tres grandes males: deshonestidad, egoísmo e informalidad.

La propuesta para cualquier político que quiera enfrentar el nuevo México que se está conformando es sencilla, además de prepararse para enfrentar la implementación de las reformas en un nuevo escenario nacional e internacional, tiene tres simples y sencillos ejes: el primero, ser puntuales, ser honestos y ser confiables, así de simple con toda la complejidad que encierra, un cambio profundo desde adentro de sus convicciones. Juventud, espléndido tesoro que tiene este país.

Dos visiones, dos audiencias, un país en plena transformación.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Reforma al campo, la meta pendiente
Por

El director de Cultiba dijo que regular la producción del campo mediante la escrituración ejidal sin cambios constitucio...

También te puede interesar