Reuters.- El Banco Central Europeo (BCE) elevó sus previsiones sobre la inflación de la zona euro para este año y el próximo, pero redujo su estimación del crecimiento económico en 2018, dijo el jueves el presidente del organismo, Mario Draghi.

El BCE, que tiene como objetivo una tasa inflacionaria justo por debajo del 2%, prevé que el índice de precios al consumidor suba 1.7% este año, el 2019 y el 2020.

Ante el incremento de más de 60% de los precios del petróleo desde el año pasado y el retroceso del euro contra el dólar, la inflación por importaciones se ha estado acelerando, impulsando lentamente los precios para los consumidores, lo que debería apuntalar la lectura subyacente con el tiempo.

Pero las preocupaciones sobre el proteccionismo comercial y las turbulencias en varias economías clave han afectado a la actividad, lo que forzó al BCE a reducir sus pronósticos de expansión para el bloque.

PUBLICIDAD

El BCE prevé para este año una expansión del 2.1%, frente al cálculo anterior de un crecimiento del PIB de 2.4%.

Las siguientes son las nuevas proyecciones del equipo económico del BCE sobre la inflación y el crecimiento del PIB de la zona euro, divulgadas en porcentajes. Las estimaciones emitidas en marzo se encuentran entre paréntesis.

El BCE actualiza sus proyecciones cada trimestre:

2018         2019        2020
Crecimiento PIB 2.1 (2.4) 1.9 (1.9)  1.7 (1.7)
Inflación               1.7 (1.4)  1.7 (1.4)  1.7 (1.7)

 

Draghi del BCE ve aumento de incertidumbre en panorama económico
El presidente del BCE dijo que veía un “incremento innegable de la incertidumbre” con la que deben lidiar los funcionarios, en una posible referencia al aumento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos, Europa y China.
“Los riesgos que rodean al panorama de crecimiento del área del euro siguen ampliamente equilibrados”, sostuvo. “Sin embargo, la incertidumbre relacionada con factores globales, como la amenaza de un mayor proteccionismo, se han tornado más prominentes”, agregó Draghi, en conferencia de prensa.
El jefe del BCE hizo estas declaraciones después de que el organismo anunció que terminará su programa de compras de activos al cierre de este año.

 

Siguientes artículos

Rusia contra Arabia Saudí: ¿quién gana el partido energético?
Por

Estos dos países serán los protagonistas del partido inaugural de Rusia 2018, pero su batalla va más allá de la cancha d...