Las nuevas bicicletas de Ecobici empezarán a rodar a mediados de 2022 por las calles de la Ciudad de México. Lo harán con el nombre de alguna marca que patrocinará al sistema de bicicletas públicas de la capital, como parte de la actualización del modelo financiero, que emula el aplicado en otras ciudades del mundo como Nueva York, donde el patrocinador es Citibank o como Londres, con Santander. El objetivo: invertir el mismo recurso público en la operación del servicio y maximizar los beneficios permitiendo a la empresa operadora tener otras fuentes de ingresos.

El nombre de la empresa que se encargará de renovar y ampliar el número de bicicletas, extender el polígono de operación a nuevas colonias y alcaldías y otorgar el servicio de Ecobici, por principio hasta noviembre de 2027, se conocerá el 30 de noviembre próximo, cuando se realice el fallo de la licitación pública internacional número LPI-30001062-001-2021, que la Secretaría de Movilidad (Semovi) publicó este 15 de septiembre en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, y con la cual inicia oficialmente el proceso de modernización de Ecobici.

Más información:
Sugieren infraestructura vial, viajes cortos en bicicleta y ampliar red Ecobici en CDMX

Dicho proceso está orientado a que en 2024, además de la mejora tecnológica (como solicitar una bicicleta desde la aplicación móvil) el sistema de Ecobici llegue a 687 estaciones (actualmente son 480), a más de 9 mil bicicletas (hoy son 6 mil 500), así como a nuevas colonias de las alcaldías Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo (donde hoy se brinda el servicio), pero también a otras como Álvaro Obregón, Azcapotzalco y Coyoacán (donde el programa llegará por primera vez).

Crece Ecobici. Fuente: Semovi

El lanzamiento del concurso público se da casi dos años después de que se inició un proceso de consulta y estudio de mercado para elaborar las prebases de la licitación. Nueve empresas fueron consultadas en aspectos técnicos y financieros para elaborar los requerimientos técnicos de lo que será el nuevo modelo de servicio de Ecobici. Las empresas que participaron operan actualmente en 35 ciudades, tales como Buenos Aires, Ciudad de México, Madrid, Milán, París, Río de Janeiro, Santiago, Verona y en urbes mexicanas como Guadalajara y Querétaro.

Empresas participantes en consulta:

  • Vetelia, BSystems, InTouch (Consorcio)
  • Mobility ADO
  • Blits Scooters México S.A. de C.V.
  • Clear Channel México
  • BKT bici pública SA de CV
  • M1 Transportes Sustentáveis LTDA
  • Moventia

Ahora con publicidad

En entrevista con Forbes México, la directora general de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Semovi, María Fernanda Rivera Flores, detalló que el modelo financiero de Ecobici cambiará para permitir que la empresa operadora integre una marca comercial que patrocine el sistema y que, a través de un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR), obtenga espacios publicitarios en algunas estaciones, para que de esta manera obtenga ingresos que sufraguen los costos de operación del servicio.

“La inversión la hace la empresa y nosotros como gobierno lo que hacemos es el pago del contrato de prestación de servicios, y la empresa puede buscar otros ingresos a través de un PATR que se va a autorizar una vez que resulte la empresa ganadora. Estamos replicando un modelo que permite la diversificación de fuentes de financiamiento, para que con el mismo ingreso que tiene la ciudad podamos maximizar los beneficios para la ciudadanía: nuevas bicicletas, nuevas estaciones, nuevas colonias”.

María Fernanda Rivera, directora general de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Semovi.

El objetivo, puntualizó, es que con el mismo presupuesto que hoy el gobierno de la Ciudad de México paga a un tercero para operar Ecobici, se pueda incrementar el número de bicicletas, ampliar el número de estaciones, extender la zona de operación y obtener una mejora tecnológica en todo el sistema. De esta manera, la empresa ganadora hará la inversión global para la modernización y la operación, mientras que el gobierno solamente pagará la prestación del servicio de bicicletas públicas compartidas.

El mercado de bicicletas públicas ha evolucionado. Hace 11 años eran muy pocas las ciudades y empresas que contaban con estos sistemas. Todas las ciudades del mundo están empezando a migrar a estas alternativas que tenemos de modelos financieros y tecnológicos que son mucho más benéficos para las ciudades. Durante todo este tiempo hicimos el análisis de los distintos modelos financieros que hay en distintas ciudades del mundo, para poder encontrar el modelo idóneo para la ciudad y que con la misma inversión podamos maximizar los beneficios”, comentó Rivera Flores.

Entre 2018 y 2020, los sistemas de bicicletas compartidas de varias ciudades del mundo hicieron tanto un cambio tecnológico como de modelo financiero. Nueva York, por ejemplo, integró a Citibank como el patrocinador del servicio; en Londres es Santander (antes era Barclays); en Barcelona fue la telefónica Vodafone; en Buenos Aires los patrocinadores son Itaú y MasterCard. Sobre los espacios publicitarios, Rivera Flores explicó que será en algunas estaciones, y solamente en una cara de los tótems, pues la otra estará destinada a información del servicio.

El tema de publicidad está considerado en algunas de las estaciones y tiene por un lado toda la información del servicio y por otro cualquier espacio de publicidad, eso ya se establecerá en los alcances del PATR (…) El PATR es para poder encontrar espacios tanto de patrocinio como publicitarios que tenga la empresa y mediante esos ingresos se pueda financiar el resto del esquema. Obviamente alineándonos a todo lo que tiene que ver con la nueva Ley de Publicidad Exterior, respeto a todas las zonas patrimoniales y de conservación, nada que sea invasivo para la ciudad”, apunta.

“Sí fue una retroalimentación con muchas ciudades del mundo, incluso con los mismos gobiernos que están implementando y operando y que ya pasaron este proceso de transición. Eso es lo más importante, estamos en ese proceso porque el mercado de bicicletas públicas está cambiando, lo hizo París, Barcelona, Buenos Aires y Brasil lo hizo en un conjunto de ciudades, ahora nos toca a nosotros como Ciudad de México también renovar el modelo de Ecobici”.

María Fernanda Rivera, directora general de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Semovi.

Te recomendamos: Tutto Bike, y el prometedor negocio de vender bicicletas en línea

Transición imperceptible

Los tiempos para la implementación del nuevo sistema de Ecobici estarán marcados por la propuesta técnica que haga la empresa que resulta ganadora de la licitación, sin embargo, María Fernanda Rivera adelantó a Forbes México que “el objetivo es que a mediados del siguiente año (2022), en lo que se producen las bicicletas, empecemos el proceso de transición de las estaciones actuales (por las nuevas) y a más tardar en diciembre del siguiente año, tener todo el sistema de Ecobici con las nuevas estaciones, bicicletas y la expansión ya activa”.

La modernización de Ecobici no afectará el esquema tarifario. “Se va a mantener como el sistema más económico de la ciudad”, remarca la funcionaria de Semovi, quien comenta que sí estarán abiertos a nuevas propuestas de membresías, como para estudiantes, bicimensajeros, personas mayores de 60 años. “Abrimos la alternativa para que en la presentación de propuestas si alguna empresa lo quiere ofrecer, lo pueda presentar, ahí sí vamos a tener que esperar a las propuestas técnicas para saber cuáles serán los tipos de membresías (que van a proponer)”.

Rivera Flores destacó que con la modernización de Ecobici gana la ciudad y las personas usuarias al tener “más bicicletas, más estaciones, la renovación de todo este sistema, llegar a nuevas zonas para poder atender nuevos viajes y fomentar la intermodalidad y que tengan la mejor tecnología”, en tanto que la ciudad genera un ahorro al mantener el mismo presupuesto, pero detonando más beneficios al flexibilizar el modelo financiero.

“Estamos trabajando para que todo el proceso de transición sea imperceptible para las personas usuarias. Una vez que estén las dos empresas operando van a poder ir haciendo uso de ambos sistemas, con la misma tarjeta. Estamos trabajando para que cuando inicie el proceso, los usuarios solamente vayan viendo nuevas estaciones, nuevas bicicletas y una mejora en la calidad del servicio”, cerró, la encargada del programa Ecobici.

 

Siguientes artículos

Sheinbaum recula sobre ‘Tlali’ en Reforma: un comité elegirá escultura
Por

Será el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos el que decida la propuesta de escultura que suplirá...