Un grupo de empresarios propuso la creación de la Cámara Nacional de la Industria Energética, con el objetivo de establecer un nuevo diálogo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en materia de hidrocarburos y electricidad.

La propuesta surge después de que los organismos cúpula, como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), han agotado su relación con el gobierno mexicano, explica en entrevista el presidente del consejo directivo del grupo promotor de la Cámara, Sergio Ampudia Mello.

Su objetivo es organizar a industriales involucrados en las cadenas de valor de los hidrocarburos y electricidad y crear un un instrumento “despolitizado pero técnicamente muy informado”en ambas materias.

Las autoridades y la iniciativa privada se han enfrentando en múltiples ocasiones por cambios administrativos del gobierno para fortalecer a las empresa estatales Pemex y CFE, y acotar la participación privada en el sector energético.

El pasado 13 de julio de 2019, López Obrador anunció que el sector privado invertiría 32,000 millones de dólares (mdd) en nuestro país, pero esta cifra se ha diluido con los enfrentamientos.

El último pulso entre ambos ocurrió por una serie de acuerdos de la Secretaría de Energía y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) para limitar pruebas operativas de plantas de energía renovable, que han sido frenados por el poder judicial a favor de la iniciativa privada.

Ampudia consideró que las cambios a la regulación por parte del gobierno tiene impacto en la confianza de inversionistas, y la cámara e sla única instancia que puede ofrecer un mecanismo de acercamiento con el gobierno y su política energética.

“La cámara debe ser un órgano de consulta y colaboración, el hecho de favorecer las condiciones para que se constituya es un gesto de salud a la relación, es una manera de refrescar la interlocución”, agregó.

El pasado 5 de marzo de 2019, la iniciativa se constituyó como asociación civil con más de 108 industriales distribuidos en 10 entidades del país, como marca la legislación de cámaras industriales.

El proceso de consolidación está en manos del organismo que preside Francisco Cervantes para darle el visto bueno y turnar la propuesta a la Secretaría de Economía.

¿Quieres conocer los detalles de esta iniciativa y cómo pretende dialogar con la Cuarta Transformación? No te pierdas la próxima edición impresa de Forbes México.

Lee también: Sener pretende alinear reguladores energéticos para apoyar a Pemex y CFE

 

Siguientes artículos

Toshiba está oficialmente fuera del negocio de las computadoras portátiles
Por

Toshiba puso fin a una carrera de 35 años al transferir su participación minoritaria restante en su negocio de computado...