Reuters.- El crecimiento económico de Estados Unidos se desaceleró menos a lo estimado previamente en el cuarto trimestre de 2017, debido a que la mayor alza en el gasto del consumidor en tres años contrarrestó parcialmente los problemas generados por una escalada en las importaciones.

El producto interno bruto (PIB) se expandió a una tasa anual de 2.9% en los tres últimos meses de 2017, en vez del incremento reportado previamente de 2.5%, dijo el Departamento de Comercio el miércoles en su tercera estimación del PIB para ese período. Se trató de una leve moderación en comparación al enérgico ritmo de 3.2% del tercer trimestre.

La revisión al alza de la estimación de crecimiento del cuarto trimestre también reflejó una menor reducción de inventarios a lo reportado previamente. Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que la expansión del PIB fuera revisada al alza a una tasa de 2.7%.

En 2017, la economía estadounidense creció un 2.3%, una aceleración respecto al 1.5% de 2016.

PUBLICIDAD

El Gobierno también informó que las ganancias corporativas después de impuestos aumentaron a una tasa de 1.7% en el cuarto trimestre tras subir a un ritmo de 5.7% en el tercer trimestre.

Una medición alternativa del crecimiento, el ingreso interno bruto (IIB), subió a una tasa de 0.9% en el período de octubre a diciembre. En el tercer trimestre, el IIB se expandió a una tasa de 2.4%.

Hay señales de que la actividad económica se desaceleró aún más en el primer trimestre, con una caída de las ventas minoristas en febrero por tercer mes consecutivo. Los datos de viviendas han sido generalmente débiles y el déficit comercial tocó en enero un máximo de más de nueve años.

No obstante, analistas creen que la economía alcanzará la meta de crecimiento del gobierno de Donald Trump de 3% anual este año, impulsada por un paquete de recortes de impuestos de 1.5 billones de dólares y un incremento planeado en el gasto gubernamental.

Eso podría mantener las puertas abiertas a alzas levemente más agresivas de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal para este año. El banco central estadounidense subió las tasas de interés la semana pasada y proyecta al menos otras dos alzas más para 2018.

El crecimiento del gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, fue revisada a una tasa de 4.0% en el cuarto trimestre desde un ritmo de 3.8% el mes pasado.

 

Siguientes artículos

brexit
Brexit no habría sido posible sin Cambridge Analytica
Por

Christopher Wylie, ex director de investigación de Cambridge Analytica aseguró en entrevista con el diario El País que e...