Reuters.- La economía británica se recuperó en enero tras un débil mes de diciembre, pero el panorama general siguió siendo de estancamiento antes del Brexit, según datos oficiales.

La gigantesca industria de servicios del país revirtió con creces su caída en diciembre y hubo una reactivación en el sector manufacturero, que ha mostrado señales de que las fábricas aumentaron sus existencias para protegerse contra el riesgo de un Brexit caótico.

El Producto Interno Bruto (PIB) aumentó en el mes de enero 0.5%, su mayor aumento desde diciembre de 2016, tras una caída del 0.4% en diciembre.

El crecimiento en el periodo de tres meses noviembre-enero se mantuvo en un lento 0.2%, igual que en los últimos tres meses de 2018.

La economía británica parece encaminada a su crecimiento más débil en 10 años en 2019, incluso aunque logre un acuerdo de último minuto para suavizar su salida de la Unión Europea, según las proyecciones del Banco de Inglaterra.

Lee también: Análisis | Brexit: La semana de la decisión

A falta de poco más de dos semanas para el Brexit, la primera ministra Theresa May, armada con nuevas garantías de la UE, volverá a intentar superar este martes la oposición de gran parte del Parlamento a su plan para sacar a Reino Unido del bloque.

 

Siguientes artículos

Semáforo Covid-19 no está sujeto a negociación: López-Gatell
Por

La actualización del semáforo se detuvo debido a que se identificaron inconsistencias en la información que proveían alg...