Sólo uno de cada cuatro mexicanos en edad de trabajar gozará de los beneficios de la reforma al sistema de pensiones que se anunció esta semana por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La reforma será un avance fundamental para más de 20 millones de trabajadores que cuentan hoy con una Afore y empezaron a trabajar después de 1997, pero esos trabajadores sólo representan 24% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Lee también: ¿Me voy a retirar antes? 10 preguntas para entender la reforma de pensiones

En un webinar organizado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Guillermo Zamarripa, integrante de la Comisión de Seguridad y Pensiones del CCE explicó que, actualmente la PEA se divide en 60% que trabaja de manera informal, 12% que tiene aún el régimen de 1972, 4% que trabajan para el gobierno y 24% de personas que cotizan bajo la ley de 1997.

“En términos de costo fiscal de pensiones, el menor costo esperado es el que corresponde a los trabajadores del sector privado de la Ley de 1997 y el mayor, el de los esquemas de gobierno. La propuesta se concentra en resolver sólo un problema de pensiones: el de los trabajadores que empezaron a trabajar después de 1997¨.

El presidente del CCE, Carlos Salazar, señaló que la reforma propuesta es la iniciativa más saludable para incrementar las pensiones de los trabajadores.

El proyecto presentado por López Obrador contempla una disminución de la semanas necesarias de cotización para tener derecho a pensiones, el cual pasaría de 1250 a 750 en un periodo inicial de 10 años y posteriormente a 1,000 semanas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Además, plantea elevar la contribución al retiro del 6.5% a 15% en un periodo de ocho años. Este aumento correría por cuenta de los patrones cuya aportación pasaría de 5.15% del salario del trabajador a 13.87%. Como resultado, la tasa de reemplazo promedio pasaría de 31 a 54%.

Alvaro Melendez, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Afores explicó que el aumento en la contribución patronal no tendría por qué implicar una menor masa salarial o un repunte en la informalidad, pues por ello se diseñó un aumento gradual que iniciaría hasta 2022.

“Yo no creo que lleve aun tema de menor salario, es parte de la mecánica del diseño de la transición en la contribución a pensiones. 57% de la PEA está en la informalidad y no lo está por el costo del 6.5% que se aporta a las pensiones, está el por estado de derecho y el contrato social “, señaló.

 

Siguientes artículos

inversiones
Analistas prevén caída de 9.9% en la economía en 2020: encuesta de Banxico
Por

Consultados por Banxico, analistas del sector privado incrementaron su previsión de la caída de la economía de 8.8% a 9....