(Reuters). El presidente de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador dijo el viernes que firmó un pedido de extradición para que el expresidente Rafael Correa regrese al país andino a cumplir una condena, pero sus abogados anunciaron que se le concedió asilo en Bélgica.

Un tribunal de Ecuador condenó a ocho años de prisión a Correa en el 2020, acusándolo de ser “autor mediato”, junto a otros exfuncionarios, de cobros indebidos a contratistas para financiar las campañas electorales de su movimiento político entre 2012 y 2016.

El presidente de la Corte, Iván Saquicela, dijo que firmó la solicitud de la extradición de Correa con base a un acuerdo vigente entre Ecuador y Bélgica y otros tratados internacionales, así como en la sentencia ejecutoriada del caso de sobornos que condenó al exmandatario.

Más información:
México busca cerrar este año pactos comerciales con Ecuador, Brasil y Reino Unido: Clouthier

“Es la primera vez que se pide la extradición y como corresponde es ajustado estrictamente a derecho”, dijo Saquicela, desestimando las afirmaciones de Correa de que las solicitudes de extradición se habían realizado anteriormente.

“No se trata de una persecución política, sino que es la decisión de un estado soberano y en ejercicio de su soberanía y de la administración de justicia (…) se ha ratificado condena por delitos de corrupción”, explicó más tarde en una rueda de prensa virtual.

La solicitud de extradición pasará luego al Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador.

Correa, quien gobernó el país entre el 2007 y 2017 y vive en Bélgica desde que dejó el poder, ha negado las acusaciones de la justicia ecuatoriana y ha dicho que se trata de una persecución política por parte de sus opositores.

El exmandatario desestimó la solicitud de extradición de la Corte Nacional de Justicia como “otro papelón” y llamó a Saquicela de payaso en una serie de mensajes en Twitter.

El equipo de prensa de Correa envió a Reuters un documento de la oficina del Comisionado de Bélgica para los refugiados fechado el 15 de abril que muestra el estatus de “refugiado” para el expresidente.

Te puede interesar:
Fiscalía de Ecuador allana centro de un informático sueco amigo de Assange

“El pasado 19 de abril de 2022, el Gobierno Federal de Bélgica concedió asilo político al exmandatario ecuatoriano economista Rafael Correa Delgado, reconociendo de esta manera la persecución política en su contra”, agregó el equipo en un comunicado más temprano el viernes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador dijo en una nota de prensa “que no ha conocido de fuente oficial” el supuesto asilo que habría concedido Bélgica al exmandatario, y Saquicela comentó que desconocía la decisión.

La cancillería ecuatoriana dijo además que esperaba el expediente de extradición de Correa para su envío a Bélgica de acuerdo con los canales diplomáticos correspondientes.

El Ministerio Relaciones Exteriores de Bélgica no respondió a una solicitud de información. Un portavoz del Comisionado de Bélgica para los refugiados no quiso hacer comentarios.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Disney
El gobernador de Florida acaba con el autogobierno de Walt Disney World
Por

Disney World contaba con la categoría de distrito especial, un autogobierno que le permitió crecer a placer, incluso con...