Para el gigante energético BP, un ambiente financiero saludable en México es fundamental para que las inversiones en el sector petrolero avancen en nuestro país.

«Un ambiente financiero es muy importante para que se genere certeza en el país y las inversiones continúen», comenta Angélica Ruiz Celis, directora general en nuestro país de la petrolera británica en entrevista con Forbes México.

La directiva considera que el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, debe asegurar la certeza jurídica y que se cumpla el marco legal de los contratos petroleros.

«Pedimos que continúe y que se cumpla el marco legal», agrega.

Sus comentarios se producen después de que calificadoras de riesgo crediticio, como S&P y Fitch, castigaran la nota de México con un cambio a perspectiva negativa e incluso bajaran la de Petróleos Mexicanos (Pemex) ante la incertidumbre asociada a sus planes de negocio para este sexenio, lo que significa que será más caro para gobierno y la compañía petrolera financiarse.

“La perspectiva refleja el riesgo de que un reciente cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas», justificó S&P en un comunicado sobre la decisión.

Angélica Ruiz Celis, directora general de BP en México (Foto: Fernando Luna)

Los contratos

La firma tiene tres contratos que ganó durante las subastas petroleras 1.4  y 3.1 en aguas profundas, entregados durante el gobierno priista de Enrique Peña Nieto gracias a la Reforma Energética.

De acuerdo con su plan de exploración presentado a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), BP pretende perforar en 2020 su primer pozo exploratorio en aguas profundas para el bloque que opera en la Cuenca Salina del Golfo de México, con una inversión de 199 millones de dólares, y sume 75 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

BP se ha comprometido en el contrato a la perforación de dos pozos en aguas profundas. «Un pozo en aguas profundas cuesta entre 90 y 130 millones de dólares (mdd)», explica la directiva.

Además, la compañía que comanda Ruiz Celis tiene 50% de participación en la argentina Panamerican Energy, quien en el consorcio Hokchi arrancará producción en los siguientes dos años en el campo del mismo nombre.

Este desarrollo de  áreas transcurre después de que el mandatario mexicano planteó una ambiciosa meta al sector petrolero privado del país: 280,000 barriles diarios de producción de crudo hacia 2024.

«No estamos pensando más, con eso nos conformamos, pero es un desafío», expresó el entonces presidente electo a la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) en septiembre de 2018.

BP reconoce que la nueva administración ha respetado los contratos, pero puede agilizarlos para que las empresas privadas puedan alinearse con sus objetivos de producción,  manteniendo la independencia de los reguladores para arbitrar el comportamiento de los operadores petroleros en tierra y mar.

El pasado 15 de abril, La CNH simplificó la regulación para planes de exploración y desarrollo de las empresas petroleras en nuestro país.

Aquí la historia completa: CNH simplifica regulación para planes de exploración y desarrollo petroleros

«Vamos a poder contribuir a las metas, lo que pedimos es continuar como vamos», comentó la mujer detrás de la petrolera.

Fundada en 1909, el gigante energético que dirige Robert Dudley vale 152,600 mdd, emplea a 74,034 personas y factura 251,900 mdd. Ocupa el puesto 36 de la lista Global 2000 de Forbes.

Te recomendamos:

Listado Forbes | Conoce a las 50 estrellas del Blockchain

 

Siguientes artículos

Siete pasos para abrir un negocio en línea
Por

En 2018, los consumidores mexicanos aumentaron su frecuencia de compra semanal en internet en un 38%, mientras que en 20...