Cuando la innovación encuentra comprador por lo general son los usuarios quienes pagan las consecuencias. No somos ajenos a este tema, hemos visto a grandes compañías realizar este tipo de adquisiciones para desaparecer a su competencia u obtener algo nuevo, o innovador. La gran diferencia esta vez es que simplemente se trata de obtener una cartera de clientes de otro banco más, ni siquiera el conocimiento de Bankaool de centrarse en la experiencia de sus usuarios.

Bankaool supo ser un banco innovador, con su tarjeta de crédito Uber (que también me hace creer que sería el banco perfecto para la nómina de una empresa jóven y rápida como Uber) dejó claro su nicho de usuarios. El banco sin sucursales, ¡wow! Al principio suena extraño, pero era un banco que te permitía abrir y cerrar tu cuenta sin una sucursal, para transacciones grandes solo tenía que ir un empleado a donde estabas y listo, documentos en mano y cuenta incrementada. Un banco cómodo, con acceso desde cualquier lugar e incluso con tasas de interés muy interesantes para un usuario común de banco con objetivos de viajes, educación o tal vez darse un auto cómodo en algún futuro a mediano plazo.

De repente llegó el SMS que cambió todo un 2 de febrero de 2018: “Estimado cliente Bankaool. Te informamos que el 9 de febrero tu cuenta será (sic.) cedida a Banco Ahorro Famsa, SA IBM. Conoce los detalles en bankaool.com”. La CNBV dio permiso a FAMSA de adquirir la cartera de Bankaool, y claro, el que tiene que ver las atenciones es la Condusef. Lo que es claro es que nadie pensó en que la gente que vivía la experiencia Bankaool era alguien que quería algo que va en contra de todas las demás instituciones financieras: un banco sin sucursales y con atención personal especializada. Ahora los clientes tienen hasta el 9 de marzo para ir a retirar su dinero de una cuenta FAMSA de la cual no tienen ni el número.

El principal detalle es que pasaron de un banco fácil de administrar desde su celular o computadora, a uno que tiene pocas sucursales. De uno que solucionabas todo en línea, a uno que tienes que tener suerte, encontrar el teléfono e imaginar que alguien te ayudará a conseguir tu número de cuenta FAMSA porque la Bankaool no sirve. Pasar de tener acceso desde tu celular o computadora a no tener acceso a tu dinero, y mucho menos a tu inversión.

PUBLICIDAD

Si tienes problemas de movilidad, o si abriste tu cuenta en alguna sierra, o si vives lejos de una sucursal FAMSA, suerte en moverte antes del 9 de marzo para recuperar tu dinero, en dado caso lo volverán a invertir hasta el plazo que hayas definido con Bankaool, pero al terminar, no sé en dónde te lo vayan a depositar. Seguramente en algún lugar que te haga ir a una sucursal del Banca de Ahorro Famsa. CNBV y Condusef no pueden con una adquisición de banca de servicio más que de banca de inversión, lo que ahora les regresa valor a las criptomonedas, y me hace ver con mejores ojos apps como Transfer de Banamex, aunque todavía tiene muchas áreas de oportunidad.

Aguas con los SMS que reciban, espero que no sea alguien adquiriendo la experiencia que tanto les gusta, para destruirla y ahora quitarte dinero en transportarte para poder recuperar el dinero que pusiste a invertir para algún objetivo, creyendo en una nueva banca en México. No solo la CNBV permitió que FAMSA tomara la cartera de Bankaool, sino que se llevara la esperanza y la experiencia de un banco mejor por parte de los nuevos usuarios que podrían creer más en la Banca de México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

México y el fin del efectivo como medio de pago
Por

Cada vez más países comienzan a reducir su uso del efectivo -Dinamarca incluso dejó de imprimir billetes y en 2030 dejar...