Lo más importante: Jeff Bezos, CEO de Amazon y propietario del Washington Post, fue hackeado por el príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman en 2018, informó The Guardian, planteando preguntas sobre a quién vigilaban los sauditas en relación con el asesino del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi y cómo obtuvo el National Enquirer los textos privados de Bezos que expusieron una aventura extramatrimonial el año pasado.

Citando fuentes familiarizadas con el asunto, The Guardian informó que un archivo de video malicioso enviado desde Mohammed bin Salman a Bezos vía WhatsApp fue la vía del ataque.

Se tomaron grandes cantidades de datos del teléfono de Bezos pocas horas después del envío del archivo infectado.

Los dos hombres estaban teniendo una conversación aparentemente amigable antes de eso, informó The Guardian, aunque no está claro de qué estaban hablando o por qué estaban en comunicación entre ellos.

Te puede interesar: Jeff Bezos, criticado por escasa donación a incendios de Australia

Tampoco está claro dónde fue la información tomada del teléfono de Bezos o cómo se usó, pero socava las afirmaciones anteriores hechas por los saudíes de que no estaban vigilando a Bezos y otros conectados con Khashoggi, quien fue asesinado dentro de una embajada saudita en Estambul, Turquía el año pasado aparentemente porque escribió columnas críticas al gobierno saudita. Desde entonces, la CIA concluyó que Bin Salman ordenó personalmente el asesinato de Khashoggi, lo que ha negado.

Los informes de The Guardian también respaldan las afirmaciones hechas por el jefe de seguridad de Bezos, Gavin de Becker, quien escribió en una historia de Daily Beast de marzo de 2019 que los sauditas tenían acceso a los datos privados de Bezos.

También alegó que los sauditas proporcionaron el consejo inicial sobre el asunto de Bezos al National Enquirer, que luego publicó los mensajes de texto íntimos y las fotos de Bezos.

Un portavoz de Bezos no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Forbes.

Lee también: Bezos suma otros 990 mdd por venta de acciones de Amazon

Reacción principal: La Embajada de Arabia Saudita en Washington D.C. desestimó los informes de The Guardian. “Los informes recientes de los medios que sugieren que el Reino está detrás de un hackeo del teléfono del señor Jeff Bezos son absurdos. Hacemos un llamado a una investigación sobre estos reclamos para que podamos tener todos los hechos”, tuiteó la embajada.

Antecedentes clave: Forbes e investigadores independientes han descubierto que Arabia Saudita ha utilizado una herramienta de hackeo creada por la firma israelí NSO Group para espiar a trabajadores de derechos humanos, periodistas y activistas. En última instancia, no está claro si bin Salman usó la tecnología del Grupo NSO en Bezos, aunque la compañía israelí fue demandada por Facebook en octubre por explotar una vulnerabilidad de WhatsApp para inyectar código malicioso en los teléfonos objetivo.

 

Siguientes artículos

Twitter-caída-depresión-perdidas
El cofundador de Twitter ha triplicado su fortuna desde que Trump es presidente
Por

Las acciones de Twitter han subido un 105%, aumentando la participación de Jack Dorsey en la compañía de 275 mdd a 610 m...