Por Steve Schaefer

Con menos de una semana para que los votantes estadounidenses decidan quién será el próximo presidente de Estados Unidos, los mercados están muy ansiosos. Pero cuando se trata del desempeño del promedio industrial Dow Jones comparado con 2015, dos nombres podrían decidir el resultado de este año, y no son Hillary Clinton y Donald Trump. A pesar de la caída del martes, el Dow Jones acumula un alza de 3.5% en lo que va de año, pero el destino de esas ganancias dependerá en buena medida de Goldman Sachs Group y Boeing.

En una nota para sus clientes, el jefe de Estrategia de Convergex, Nicholas Colas, señaló que el precio de Dow ha permanecido relativamente libre de explosiones significativas en 2016. Las acciones de Nike han caído más de 20%, pero son las terceras más baratas del índice. Las acciones de Walt Disney han perdido 12% en 2016, pero ninguna de las dos compañías le está quitando más de 72 puntos al índice durante el año.

Mientras tanto, Colas añade, cinco acciones impulsan las ganancias de Dow —UnitedHealth Group, Caterpillar, IBM, Chevron y 3M. Cada una de ellas ha añadido al menos 100 puntos al índice.

A pesar de toda la influencia de Apple en otros índices con sus 600,000 millones de dólares de capitalización de mercado, “es insignificante para el Dow”, escribe Colas, así que él se enfoca en Goldman y Boeing.

“Lo que realmente importa entre ahora y el final del año son las acciones de bajo rendimiento con una influencia sobredimensionada en el promedio”, continúa. Con las ponderaciones por encima de 5% y las acciones con una pérdida de 1% cada una este año, el banco y el fabricante de aviones encajan en ese perfil.

Para Goldman, las cosas han estado luciendo mejor después de una primera mitad difícil. La acción ha ganado 10% en un mes, sobre todo después de que sus ganancias del tercer trimestre subieron 68%. Un aumento de fusiones y adquisiciones en octubre también dio sus frutos a medida que Goldman ha subido de nuevo en la cima de los rankings de los asesores, con una estrecha ventaja, a pesar de que no tiene participación en el acuerdo de 85,000 mdd entre AT&T y Time Warner.

Boeing también ha recortado su pérdida acumulada hasta la fecha gracias a su reporte trimestral. La compañía de aeronáutica subió 8% en bolsa en el último mes.

No es raro que algunas acciones tengan un impacto en todo un índice, especialmente en uno tan selecto como el Dow, que tiene en su haber 30 empresas. (En 2012, gran parte del avance del índice fue atribuible a un gran aumento en las acciones de Home Depot).

“Para avanzar más desde aquí… los ganadores tienen que resistir, y los que han perdido, pero son altamente ponderados, necesitan acelerar el ritmo”, dice Colas. Eso puede dejar a Goldman y Boeing como potenciales salvadores si las consecuencias de las elecciones ponen al Dow en riesgo de cerrar con un año en números rojos.

 

Siguientes artículos

Éste es el Mate 9, la nueva phablet de Huawei con cámara dual Leica
Por

El nuevo flagship de Huawei no sólo busca aprovechar el vacío dejado por el Note 7 de Samsung, también competirá con el...