El reciente frenón en el mercado del lujo en China ¿es algo coyuntural o llegó para quedarse?

 

 

 

PUBLICIDAD

Se anuncia una desaceleración de las ventas de lujo en China. Después de casi una década en la que el crecimiento de las ventas de marcas de lujo en China de dos dígitos, un 30% en  2011 y  un 19% en 2012,  el reciente informe de Altagamma  nos anuncia un moderado 4% en la llamada “Gran China” que incluye China, Hong Kong, Macao y Taiwan. Este parón: ¿es algo coyuntural o está aquí para quedarse?

Esta caída de ventas en China viene acompañada de un cambio de hábitos y valores a la hora de consumir lujo. Parece que los ciudadanos chinos no buscan hoy tanto mostrar su éxito como enseñar su estilo individual y personal. En los inicios del despegue económico, cuando en pocos años se alteró el orden social, los productos de lujo cumplían el importante papel de ayudar a identificar a las personas de éxito. Hoy en una China mas desarrollada y viajada, este beneficio social que aportan los productos de lujo ha reducido su importancia Los viajes, internet y la comunicación sin barreras han hecho evolucionar los gustos a la sociedad china con gran rapidez. Es la hora de las marcas y diseñadores de culto, mas extremas, mas sofisticadas y minoritarias. Mientras que las marcas mas conocidas se reinventan invirtiendo cada vez mas en ofrecer la posibilidad de personalizar colores, materiales y estilo de sus productos. En el país donde los logos eran objeto de deseo, ahora son vistos con indiferencia y en algunos casos, generan rechazo.

La cúpula del partido comunista chino ha declarado la guerra a los productos de lujo, emprendiendo una batalla contra la corrupción centrada en los signos de ostentación. Para la industria del lujo en la que los regalos suponían casi el 30% de sus ventas, esta nueva actitud ha sido un duro golpe. Es en Beijing, el lugar de las oficinas del gobierno,  donde las ventas se han desplomado. La tradición milenaria del Guanxi, de hacer regalos para mejorar las relaciones y que encontró en el lujo su mejor aliado, se ha frenado casi en seco. Algunas categorías, como los relojes, se han visto afectadas considerablemente. Otras como la moda para mujer ni lo han notado.

Por otro lado, desde que se facilita la emisión de los visados que se expiden cada año para viajar al extranjero, los ciudadanos chinos no han parado de hacer turismo. Según Jing Ulrich, vicepresidente para Asia de JP Morgan, 83 millones de chinos viajaron fuera del país en 2012. La previsión para el 2013 es de 100 millones. Han sido expuestos en sus viajes a marcas diferentes y a precios mas bajos. Los turistas chinos han aprendido a comprar mucho mas barato fuera de sus fronteras. La diferencias de precios debidos a la alta fiscalidad en China les estimulará a seguir comprando en sus viajes y probablemente a ser mas exigentes con los precios dentro de su país.

Hoy las ventas de lujo en China representan el 13% del total de las ventas de lujo. Los ciudadanos chinos son ya el 29% de los clientes del lujo. La combinación de las medidas anti ostentación del gobierno junto con el cambio de gustos y la creciente sensibilidad al precio resultado de los viajes al exterior dibujan un futuro en China para el sector del lujo sin el crecimiento explosivo de la última década.

Por otro lado, la creciente urbanización del país sigue y se confirma la consolidación de un segmento de ricos chinos que son los mas jóvenes del mundo con una edad media de 53 años deseosos de premiarse por su éxito. Estos indicadores vislumbran a pesar de todo lo anterior un futuro en China para el lujo todavía brillante y lleno de interés. Sin embargo algunos observadores del lujo dudan y la industria reacciona con cautela e inquietud.

 

 

Contacto:

Twitter: @mariagiron

www.mariaeugeniagiron.com

www.observatoriodelmercadopremium.ie.edu

[email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Cárdenas y Lozoya: polos opuestos de la reforma energética
Por

Cuauhtémoc Cárdenas y Emilio Lozoya representan la visión de dos propuestas divergentes sobre la reforma energética que...