Quienes no pueden permitirse un iPhone o un Galaxy nuevo buscan uno de segunda mano, lo cual ha dado pie a la creación de nuevos programas de actualización.

 

Por Connie Guglielmo

 

PUBLICIDAD

El mercado de los smartphones usados está “a punto de explotar” en los próximos cinco años. Actualmente el iPhone de Apple es el teléfono más popular y registra un mejor precio que el Samsung Galaxy y otros teléfonos equipados con sistema operativo Android.

“Nuestro análisis sugiere que el mercado de teléfonos inteligentes usados está a punto de dispararse, se estima que el mercado crecerá de 53 millones de unidades a 257 millones en los próximos 5 años”, dice Toni Sacconaghi, de Sanford C. Bernstein. “Para el 2018 se estima que los teléfonos usados ​​canibalicen el 8% del total de las nuevas ventas de teléfonos inteligentes, frente al 3% registrado en 2012.”

El crecimiento en el mercado de teléfonos usados ​​se debe en parte a una mayor conciencia entre los consumidores sobre los programas ofrecidos por los operadores y distribuidores de teléfonos celulares, como Amazon y Gazelle, así como el aumento de las reventas en los mercados de consumo, como eBay. El NPD Group dijo esta semana que la mitad de los usuarios de teléfonos inteligentes encuestados en Estados Unidos (EU) dijo que aprovechará dichos programas la próxima vez que cambie de equipo, un movimiento que tiene el potencial de alejar las lealtades de los operadores y los minoristas. Apple ha informado que está planeando ofrecer su propio programa de intercambio a través de sus tiendas en un futuro próximo.

Por ahora, la mayoría de los teléfonos usados ​​se recogen en EU y son revendidos en mercados emergentes, en especial China, dijo Sacconaghi.

Los iPhones son los más demandados en el mercado de reventa “con un precio Premium de reventa”, dice Sacconaghi. Esto se debe en parte a la gran demanda entre los clientes que no pueden permitirse un teléfono nuevo de Apple. Los usuarios de iPhone actualizan con más frecuencia sus equipos que otros propietarios de teléfonos inteligentes, ya que saben que pueden compensar el costo de actualización a través de canjes.

Los precios de reventa comparados entre los modelos de Samsung y Apple —el iPhone 5 frente al Galaxy S4 y el iPhone 4S contra el Galaxy S3— muestran que los teléfonos de Apple mantienen mejor su valor, dijo Sacconaghi después de examinar los datos de reventa de Verizon, T-Mobile, Gazelle, Amazon, y Best Buy en EU. Su análisis también recogió datos de precios en China, India y Brasil.

Incluso los iPhones descompuestos valen algo, mientras que otros smartphones no tienen ningún valor. “Como regla general, un smartphone se vende en las calles a alrededor de un tercio de su precio inicial en el mercado nacional, mientras que un teléfono de un año de edad, puede venderse a la mitad o dos tercios. Los precios internacionales suelen ser más altos”, dice.

Como era de esperarse, las compañías que ofrecen programas de canje de equipos están dispuestas a pagar más por un teléfono usado de otras compañías que por uno bloqueado para usarse con ese mismo operador. Por ejemplo, un iPhone 4 con 16 gigabytes de memoria en buenas condiciones es valuado por Verizon en 65 dólares si está vinculado a Verizon, pero casi el doble, 117 dólares, si el mismo teléfono está bloqueado para usarse sólo con AT&T, descubrió Sacconaghi.

Los programas de canje podrían convertirse en una bendición para los operadores y fabricantes de teléfonos inteligentes, que presionan a sus clientes a reemplazar sus teléfonos más rápido.

“El potencial de salvación para la industria de los smartphones es que el valor de canje está teniendo un impacto en los planes de teléfonos inteligentes de los operadores y en la fijación de precios, lo que podría acelerar los ciclos de reemplazo de equipos, lo que sería potencialmente positivo para los fabricantes de teléfonos, incluyendo a Apple”, dijo Sacconaghi.

“El alto valor residual de los teléfonos inteligentes fue un factor importante detrás de la introducción del plan Jump de T-Mobile, el Next de AT&T y el Edge de Verizon, que permiten a los clientes cambiar sus teléfonos para un modelo más nuevo después de 6 o 12 meses entregando su teléfono viejo. Después de que AT&T y Verizon redujeron los tiempos de actualización de los planes tradicionales subsidiados de entre 20 y 24 meses a sólo 18 meses, estos planes tienen el potencial de reducir el tiempo promedio de renovación del equipo aún más, algo para todos los vendedores de teléfonos inteligentes.”

En otro informe, Gene Munster, de Piper Jaffray dijo que tras una revisión de los precios de venta de los últimos cuatro meses para los iPhone y Galaxy usados descubrieron los dispositivos de Apple conservan más de su valor que los de Samsung, tanto en EU como en China. Munster comparó los datos de precios para el iPhone 5, 4S y 4, y Galaxy S III, Note II y IV S en eBay en EU, y Taoboa en China desde el 15 de marzo. Se basó en los datos de ventas de los últimos 50 teléfonos que se venden cada semana para determinar un “valor justo” para cada dispositivo.

“El iPhone 5 ha mantenido su valor mejor en China que el Galaxy S IV, lo que demuestra un apoyo continuo para el dispositivo estrella de Apple en China”, dijo Munster. “Creemos que esto es importante ya que Android domina China (con más del 75% del mercado) y por lo tanto Apple parece ser el rey del Mindshare en el mercado de gama alta.”

 

Siguientes artículos

¿Por qué se vendió ‘The Washington Post’?
Por

Las cifras de distribución y venta de publicidad de uno de los medios más emblemáticos de Estados Unidos son más que lam...