En el primer trimestre de 2018 las descargas de iOS y Google Play crecieron más del 10% comparado con el primer trimestre de 2017, y alcanzaron los 27,500 millones de descargas, la cifra más alta hasta la fecha. Además, los usuarios de smartphones combinados, iOS y Google Play, consumieron 22% más a comparación del primer trimestre de 2017, hasta alcanzar los 18,400 millones de dólares, también un número récord.

El nuevo estudio de App Annie nos trae información interesante, especialmente si consideramos que no considera volver a instalar una app antes desinstalada o las actualizaciones. Si tenemos esto presente la siguiente gráfica hablará de dos cosas, la profundidad de alcance de Android y la importante diferencia de negocio entre ambas plataformas iOS y Android.

Es claro que esos 18 mil 400 millones de dólares no son el total de las ganancias que generan las aplicaciones móviles, ya que App Annie sólo tiene en cuenta las aplicaciones pagas, las compras en la aplicación y las suscripciones. Por lo que tengamos claro que no se están midiendo cosas muy relevantes (especialmente para Android) como la publicidad en la aplicación, el comercio que tiene lugar en las aplicaciones (por ejemplo, compras y viajes compartidos), ganancias generadas por sitios de terceros o el dinero que se genera en las tiendas de aplicaciones de Android de terceros alrededor del mundo.

Las descargas de Google Play, comparando el intervalo anual entre trimestres, se vieron especialmente beneficiadas por mercados como India, Indonesia y Brasil, y el l crecimiento de las descargas de iOS vino principalmente de EU., Rusia y Turquía. Aquí me llamó la atención el tema de que Google Play (Android) alcanzó un récord gracias a EU., Japón y Filipinas respecto al gasto directo de consumidores en su tienda, un crecimiento de 25%, frente al 20% de iOS, aunque es clara la gran ventaja que sigue teniendo iOS respecto al total de dólares gastados directamente en apps, sin meterse a otros modelos como los hay en Android.

PUBLICIDAD

Si pensamos en dos áreas que están generando mucha tracción en Android respecto a usuarios pagando directamente por utilizar aplicaciones, es el mundo de la música y el entretenimiento. Si bien en México Google no ha invertido mucho por convencernos de dejar de utilizar Spotify para optar por Google Play Music, o por complementar nuestro Netflix con sus películas en Google Play Movies, estas aplicaciones de suscripción están ayudando a su mismo ecosistema. Otra empresa parecida a App Annie, Sensor Tower, ya había descubierto que las aplicaciones de suscripción a video crecieron 77% en 2017, alcanzando 781 millones de dólares en ingresos en ambas plataformas. Obvio, todos sabemos que Netflix se convirtió en la mejor aplicación, no de juegos, del 2017 por su nivel de ingresos (suscripciones).

Entender cómo los mercados emergentes están ayudando al crecimiento de estas tiendas es importante porque son la nueva forma de interactuar con nuevas economías. Si pienso la facilidad que implica agarrar una bicicleta ahora con mobike, o conseguir algún producto en Amazon o alimentos con Uber eats, la llegada de un competidor de transporte como Didi (sí, dos aplicaciones son de grandes empresas chinas ya en México), si pensamos en los maravillosos juegos que se están desarrollando para los teléfonos, por el momento la economía móvil continúa flotando hacia arriba.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Estrategia rumbo a la única versión de la verdad
Por

Para muestra de lo importante que será una gestión de datos maestros, según Cisco, para 2020 habrá 40 zettabytes de dato...