Los envíos de remesas a México en octubre sumaron 5 mil 811.5 millones de dólares (mdd), nivel no visto desde que Banxico inició registros (1995).

Ese monto significó un aumento de 8.4% respecto al mismo mes del año pasado, aunque fue una tasa anual menor al 11.31% de septiembre, de acuerdo con cifras originales del banco central.

Respecto al mes previo, cuando el avance fue de apenas 0.8%, el crecimiento de las remesas en octubre fue de 3.6%.

Sin embargo, al convertir los 5 mil 811.5 mdd a pesos y haciendo ajustes por inflación, el flujo de remesas en octubre fue 5.3% menor respecto al mismo mes del año pasado, de acuerdo con un análisis del grupo financiero Base.

“La caída del poder adquisitivo de las remesas en México es resultado de que, entre octubre del 2022 y octubre del 2023, el peso mexicano mostró una apreciación de 9.52% y la inflación anual se ubicó en 4.26%”, explicó.

Detalló que es el doceavo mes consecutivo que se observa una caída a tasa anual del poder adquisitivo de las remesas.

“De acuerdo con las proyecciones mensuales de remesas en dólares, tipo de cambio e inflación, el poder adquisitivo de las remesas mostrará caídas anuales hasta diciembre del 2023 para comenzar a mostrar crecimiento a partir de enero del 2024”, expuso.

Base indicó en un reporte que de cumplirse lo anterior, el poder adquisitivo de las remesas sumará en diciembre 14 meses al hilo de caídas a tasa anual, por primera vez desde que se lleva registro.

Proyectó que el poder adquisitivo de las remesas en 2023 tendrá una contracción de 8.4% respecto a 2022, lo que significaría la primera caída desde 2013 y la mayor desde 2010. 

Consideró que para 2024, asumiendo un crecimiento de los envíos en dólares de 8%, una inflación al cierre de año de 3.5% anual y un tipo de cambio de 18.33 pesos por dólar, la perspectiva es de un crecimiento del poder adquisitivo de las remesas de 6.9%.

Guatemala se perfila con el mejor desempeño en 2023

Guatemala se perfila como el país latinoamericano con el mejor desempeño en recepción de remesas en 2023, de acuerdo con proyecciones de BBVA México.

Los flujos de dinero por este concepto hacía esa nación crecerán 10.9% respecto al año previo para alcanzar los 20 mil mdd, mientras que México se ubicará en segundo lugar con un crecimiento estimado de 9% a 63 mil 800 mdd.

En tercer lugar se ubicarían Colombia y Honduras con un aumento de 7.1%, y montos por 10 mil 100 mdd y 9 mil 300 mdd, respectivamente.

Lee: Remesas no paran de fluir: aumentan 9.4% de enero a octubre de 2023

Al analizar cifras oficiales de los principales países latinoamericanos receptores de remesas, BBVA México prevé que los envíos de dinero a la región crecerán 7% en 2023 al alcanzar una cifra de 152 mil mdd.

Ese aumento duplicaría la proyección que a mediados de año hizo el Banco Mundial para América Latina y el Caribe, que fue de 3.3%, además sería muy relevante esa expansión toda vez que el organismo multilateral preveía que remesas en todo el mundo solo crecerían 1.1% en 2023, indicó el área de análisis del grupo financiero.

“El ajuste al alza en las estimaciones de las remesas a América Latina y el Caribe se explica principalmente por el buen desempeño de cuatro de los principales países receptores de estos flujos monetarios en la región: México, Guatemala, Colombia y Honduras”, explicó BBVA México.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Moody's-economía-mexicana
Concanaco Servytur pide reducción de carga fiscal para mejorar ingresos de trabajadores 
Por

Afirma que cada punto que se pueda disminuir en los impuestos es un punto ganado para el trabajador y para el empleador,...