El panorama para las izquierdas partidistas y no partidistas en nuestro país no parece alentador, lo más preocupante es que para la mayoría de las y los dirigentes no parece preocuparles.

 

 

Por Daniel Sibaja

PUBLICIDAD

En la última semana, el tema del rumbo de las izquierdas en México ha tomado relevancia en la agenda nacional por dos cuestiones centrales. La primera, el 5 de mayo fue el 25 aniversario de la creación del partido político que más grupos de izquierdas ha logrado aglutinar en su programa y línea política: el Partido de la Revolución Democrática (PRD); la segunda, el panorama rumbo a las elecciones intermedias 2015 para las izquierdas es muy incierto.

Ante esta situación la pregunta: ¿Cuál es el futuro de las izquierdas en México? Se convierte en una pregunta toral y muy complicada de dar respuesta por lo etéreo de las variantes que determinarán éste. Para comenzar, cuando en México se habla de izquierda, se hace referencia a los partidos políticos que se identifican con este programa: PRD, PT y Movimiento Ciudadano; como las únicas organizaciones de estudio y análisis. Al respecto, es importante señalar que “las izquierdas” no pueden acotarse únicamente a la izquierda partidista, existen otro tipos de izquierdas en México que, a pesar de tener poca presencia en la escena nacional, siguen siendo parte esencial para entender el concepto de “izquierda” en México, como es el caso del EZLN, entre otros.

Si bien es cierto que la pregunta puede dejar más incógnitas que certezas, lo que sí logra es una invitación a realizar un análisis de cómo se encuentra y cuáles son los principales desafíos que hoy en día enfrentan las izquierdas partidistas en nuestro país. A pesar de la ya trillada frase “la izquierdas se encuentran en una crisis profunda” desde la creación del PRD, la izquierda partidista nunca había estado en una situación similar, por los siguientes puntos:

 

  1. División electoral.- La conformación del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) encabezado por Andrés Manuel López Obrador tendrá un impacto importante para las izquierdas. En 2015 podría ser la primera ocasión que las izquierdas presenten cuatro opciones electorales a nivel federal, lo cual repercutirá de manera directa en el número de escaños para la próxima legislatura, ya sea por la vía de mayoría o plurinominales. Al existir más oferta dentro del espectro de la “izquierda” se podría esperar, inclusive, una votación nominal más alta pero un mayor fraccionamiento entre los grupos parlamentarios. El panorama a nivel estatal tampoco es alentador, se elegirán dos gubernaturas en las cuales las izquierdas podría triunfar: Guerrero y Michoacán. En el primero es probable que las izquierdas presenten tres candidatos y en el segundo dos candidatos, lo cual haría muy difícil obtener el triunfo en alguna de ellas. Para ver una análisis formal acerca del impacto de Morena en el D.F. los remito a este otro artículo.
  1. Agenda Legislativa y falta de proyecto. El debate dentro del Congreso de la Unión, con base en la agenda legislativa pendiente, ha demostrado que en los temas centrales que la izquierda debería abanderar no existen posicionamientos claros ni un proyecto conciso.
  1. Un elemento central de la lucha de las izquierdas en México debe ser la distribución del ingreso, una política fiscal más progresista, justicia social y la lucha por una igualdad de oportunidades. Sin embargo, una parte de la izquierda ha votado por leyes que van contra esta idea o se quedan muy cortas, como fue el caso de la reforma hacendaria que, si bien planteó la idea de obtener dicha agenda, ahora con las leyes secundarias se ha podido constatar que ni “el seguro de desempleo” ni la “pensión universal” cumplen con estos objetivos. En los próximos días se tendrá la oportunidad de posicionar  sobre estos temas con el debate de las leyes reglamentarias en materia energética, las cuales incluyen muchos puntos centrales del proyecto de las izquierdas en México.
  1. Vida interna de los partidos.- Otro punto esencial en la agenda de las izquierdas es la lucha por desconcentración del poder, que incluya el empoderamiento de la ciudadanía con una mayor transparencia, rendición de cuentas y sobre todo mayor participación efectiva, un debate que, paradójicamente en donde menos se lleva cabo, es dentro del partido más grande de las izquierdas en México: el PRD, el cual ha decidido todo lo contrario a lo que pugna en la agenda nacional. La próxima elección interna, a realizarse el 24 de agosto, podría ser el punto de quiebre dentro del PRD. Todo parece indicar que habrá fracturas y posturas irreconciliables que van más allá de la elección de un candidato, a la forma en que se entienden las relaciones de poder y el papel que juegan día a día en la vida política del país.
  1. Las izquierdas como gobierno.- Los retos para las izquierdas como gobierno siguen siendo amplios y una tarea pendiente. Hoy gobiernan en cuatro estados y en otros cuatro fueron parte de la alianza que logró arribar al poder ejecutivo, sin embargo, las agendas y las políticas públicas siguen sin dar resultados. A las izquierdas en México les hace falta la autocrítica y la autoevaluación. Al menos en los tres de los cuatro estados que gobiernan de manera solitaria, la situación sigue sin mejorar y es una tarea en la cual las izquierdas deberían de reflexionar el camino a seguir. Una parte de la explicación podría encontrarse en lo que anteriormente se mencionaba: la ausencia de un programa claro y conciso.

El panorama para las izquierdas partidistas y no partidistas en nuestro país no parece alentador, lo más preocupante y desalentador a la vez, es que para la mayoría de las y los dirigentes no parece preocuparles, sino todo lo contrario, buscarán aplazar la discusión deliberada y continuar operando de la misma manera que los tiene al borde del fracaso como proyecto político.

Al PRD le urgen más y mejores afiliadas y afiliados que estén dispuestos a luchar por cambiar no sólo el presente del partido, sino que comiencen a construir el futuro, de lo contrario, éste parece ser claro: el fracaso.

 

Contacto:

Twitter: @sibaja07

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

OCDE ajusta crecimiento para economías emergentes
Por

Las economías de mercados emergentes como China y Rusia se están convirtiendo en un lastre para la economía global, aunq...