Luego de varios meses de posponer el análisis para la regulación del consumo, producción y distribución del cannabis, los integrantes del Senado se preparan para llevar a cabo una serie de foros, debates, y la redacción de acuerdos e iniciativas enfocadas en esta materia.

A través de un comunicado, Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara Alta, detalló que en enero se elaborará el dictamen de la regulación de la marihuana, con el objetivo de que en febrero, cuando inicia el Segundo Periodo Ordinario del Segundo Año de ejercicio de esta legislatura,  pueda ser discutido en el pleno. 

El objetivo es tener listo un dictamen previo al plazo que otorgó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en su prorroga para modificar la Ley General de Salud luego de que en 2015 declaró como inconstitucional de los artículos 235, 237, 245 y fracciones del 247 y 248, que prohibían el consumo de la marihuana con fines lúdicos. 

Lee también: Canadá: los dos lados del negocio del cannabis

En octubre de 2019 circuló un dictamen entre los integrantes del Senado, conformado por 10 iniciativas. Entre los cambios más destacados propone la creación del Instituto Mexicano del Cannabis, una dependencia pública a través de la cual el Estado mexicano controlaría el almacenamiento, comercialización, consumo, cosecha, cultivo, distribución, empaque, etiquetado, exportación, la portación, la producción y la venta del aún considerado enervante.

De acuerdo con el documento, este instituto emitiría cuatro tipos de licencias para controlar algunos de los actos relacionados con el cultivo, la transformación, venta y exportación o importación de la mariguana.

Pero también estas licencias abarcarían actividades auxiliares como la transportación y el almacenamiento y serian excluyentes una de la otra, por lo que una persona sólo podría solicitar un tipo de licencia.

A través del instituto las personas físicas y jurídicas podrán contar con una autorización la venta de cannabis psicoactiva a mayores de edad en establecimientos autorizados, con la limitante de vender productos de cannabis mezclados con otras sustancias que aumenten sus efectos como alcohol, tabaco o cafeína. Además, el instituto establecerá los niveles máximos de tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD).

TAMBIÉN LEE:

Instituto Mexicano del Cannabis, la dependencia que controlaría tu consumo de mariguana

Asimismo, se contempla el uso industrial del cannabis para su importación, exportación y comercialización, para lo cual el Instituto deberá emitir las licencias necesarias.

Este Instituto también tendrá la capacidad para elaborar mecanismos y lineamientos para fomentar la investigación al uso del cannabis psicoactivo y no psicoactivo entre personas físicas, morales e institutos educativos.

En tanto que los científicos, especialistas y personas morales que busquen llevar a cabo investigaciones con esta planta tendrán que comprobar al Instituto su capacidad para llevar a cabo dichas pesquisas, con al condicionante de que quienes encabecen las investigaciones sean mexicanos y tengan un límite de capital extranjero de 20%.

Te puede interesar: Cannabis medicinal reduce ‘significativamente’ crisis de epilepsia: estudio

 

Siguientes artículos

AMLO promete a índigenas cambiar ruta de gasoducto de firma canadiense
Por

El presidente AMLO dijo que hará lo necesario para que el gasoducto que construirá la canadiense TC Energía no pase por...