Las audiencias de los partidos de la liga local crecen y emergen ligas profesionales de este deporte en otras modalidades, como el futbol rápido, y sus aficionados tienen mayor poder adquisitivo.

 

Stephen Webb, un profesor de religión y filosofía del Colegio Wabash, un instituto para hombres, publicó en marzo de 2009 para The Wall Street Journal un artículo titulado El soccer está arruinando América”.

En el texto, Webb señala que este deporte, creado en Inglaterra en el siglo XIX, es “una invasión extranjera”, además de considerar que va en contra de la naturaleza humana al obligar a usar las extremidades menos hábiles del humano (las piernas), y que requiere un sobreesfuerzo para obtener una mínima ventaja. También lo tilda de “un deporte para chicas”.

PUBLICIDAD

Cinco años después, para ser precisos el 1 de julio de 2014, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, felicitó por teléfono a Tim Howard, portero de la selección estadounidense, por su extraordinaria actuación contra Bélgica pese a haber sido eliminados en la ronda de octavos de final. “Con un poco de adiestramiento puedes ser un gran secretario de Defensa”, bromeó el funcionario.

El soccer es un deporte que está dejando de ser para minorías en Estados Unidos. El Mundial que recién terminó demostró que despierta cada vez más la atención en el país más poderoso del planeta. Crecen las audiencias de los partidos de la liga local y emergen ligas profesionales de este deporte en otras modalidades, como el futbol Indoor, y sus aficionados tienen mayor poder adquisitivo. ¿El soccer, por fin, cumplió su sueño americano?

 

Crece la legión

Antes del inicio de la Copa del Mundo de Brasil, las cifras sobre aficionados al futbol y su poder adquisitivo ya eran muy alentadoras. Según una encuesta de Harris Poll, 58% de los estadounidenses que siguen el futbol soccer han comprado mercancía de su jugador o equipo favorito, y 54% planeaba comprar artículos para apoyar a su equipo en el Mundial.

Según un estudio de Nielsen, desde 2010 el número de estadounidenses que ha asistido, visto por televisión o escuchado un partido de futbol subió 32%. Esta legión de fans también tiene un poder adquisitivo nada despreciable. Los aficionados adultos en conjunto tienen un potencial de compra de 88,000 millones de dólares (mdd), además de que el año pasado gastaron 52,000 mdd sólo en mejoras para sus casas.

En otro estudio de Nielsen, las cadenas de televisión en EU (en inglés y en español) han invertido más en transmisiones de partidos de futbol. Tras el Mundial de Sudáfrica 2010, 11 cadenas de televisión transmitieron 2,500 eventos de soccer; al final de 2013, el número de cadenas que ocuparon tiempo para el deporte rey se incrementó hasta 21.

También despegó la inversión en publicidad durante esos partidos. Pasó de 265 mdd en 2010 a 378 mdd en 2013, 43% más, según Nielsen.

 

La selección fue más seguida

El interés de la población de EU por su selección durante el Mundial de Brasil fue mayor que en ediciones pasadas.

“Me sorprendió ver a la familia de mi esposa, que suele ver basquetbol, beisbol y futbol americano, como la familia blanca típica, viendo y estando al pendiente de la Copa del Mundo. No entendían las reglas al 100%, pero no podían perderse un partido”, cuenta Ricardo Romero, mexicano residente en San Francisco, California.

La esposa de Ricardo, Cat, coincide en que la selección de las barras y las estrellas tuvo mucho más apoyo de su gente, el cual se hizo manifiesto en las calles:

“Me sorprendió la cantidad de personas que fueron a los bares vestidos con los colores de EU, y la cantidad de porras que escuché en las calles. Entonces definitivamente sí está cobrando más interés. Creo que hay muchas personas que se interesaron porque tienen amigos de otros países, muchos de ellos inmigrantes.”

Según la cadena CNN, el empate de Estados Unidos a dos goles contra Portugal en la fase de grupos de Brasil 2014, tuvo una audiencia en televisión de 25 millones de personas en EU, mayor que la Serie Mundial que ganaron los Medias Rojas de Boston en 2013, de 15 millones,  y que las finales de la NBA, en las que triunfaron los Spurs de San Antonio y tuvo una audiencia de 15 millones.

En Twitter también estuvo presente la afición. Durante el partido contra Bélgica, en el que Estados Unidos cayó 2-1 en tiempo extra, el encuentro tuvo 9.1 millones de menciones, siendo uno de los choques más comentados del Mundial.

 

¿Su auge aún no llega?

No sólo la Major League Soccer está consolidándose con más equipos y fichando jugadores de distintos países. El futbol rápido (Indoor) también tiene sus ligas profesionales, pero este año se formará una sola con 19 equipos, comenta Joshio Sandoval, jugador de los Chicago Mustangs, conjunto integrado en su mayoría por jugadores locales y ocho de México, y actual campeón de la PASL.

El número de personas que vean o practiquen el futbol irá creciendo en Estados Unidos, inclusive por encima de los deportes tradicionales, comenta para Forbes México Jay Rood, vicepresidente de operaciones de apuestas deportivas en MGM Resorts Internacional, el grupo que controla algunos de los hoteles y casinos más importantes de Las Vegas.

“En mi opinión, veremos un mayor auge en el soccer debido, en parte, al declive del futbol americano, ya que cada vez más padres se muestran preocupados porque sus hijos pudieran sufrir lesiones o contusiones cerebrales en la cancha.”

La afición por el balompié en la tierra donde el beisbol, el basquetbol y el futbol americano aún son los reyes sigue creciendo, y no sólo es por la gente nacida fuera de Estados Unidos. Nielsen indica que de 2009 a 2013, el número de espectadores blancos no hispanos se elevó 24%.

Joshio Sandoval, quien junto con los Chicago Mustangs se prepara para una temporada más competida, también ve que el sueño del soccer en tierras estadounidenses se está haciendo realidad.

“Antes del Mundial, muchos creyeron que EU no iba a hacer un gran papel, pero cambiaron de opinión al ver cómo jugaron los partidos. Desde el Mundial de 1994 crece el interés, y se tiene la esperanza de que Estados Unidos haga algo importante y que los equipos locales alcancen a tener el nivel de conjuntos europeos o de Sudamérica. Tenemos una escuela de niños, y desde que empezó el Mundial, muchos papás han traído a sus hijos acá a jugar.”

 

Siguientes artículos

Una visita a Blue Sky Studios, realizadores de ‘Río 2’
Por

Hace un par de semanas recibí una invitación muy especial: ¡viajar a Connecticut para conocer Blue Sky!, los estudios do...