La bolsa de Mercados de Valores de España (BME), Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hicieron la primera emisión de un bono listado en un mercado regulado y registrado en tecnología blockchain  en España.

“Estamos muy contentos de participar como emisor en este proyecto piloto y agradecemos a BME, BBVA e ioBuilders”, dijo Gustavo De Rosa, vicepresidente de finanzas y administración del BID.

“A través de la Tesorería del Banco, buscamos innovar continuamente, explorando nuevos instrumentos y servicios financieros que avancen en la agenda del desarrollo social y económico de nuestros países miembros”, expresó el también oficial principal financiero del BID.

“El rápido crecimiento que hemos visto en el uso de tecnología blockchain y smart contracts es evidencia del potencial que tiene esta tecnología en términos de transparencia, programabilidad y redundancia en transacciones financieras”, apuntó.

Lee: BID urge a América Latina a aprovechar el ‘nearshoring’

La plataforma, que fue desarrollada por el socio tecnológico de esta transacción ioBuilders, podrá servir de base para futuras emisiones tanto en España como en América Latina y el Caribe.

BME, BBVA, BID e ioBuilders han estado trabajando desde febrero de 2022 en el proyecto pionero, que consiste en el desarrollo de una plataforma blockchain que permite el registro, la negociación en secundario y la gestión del ciclo de vida de un bono emitido en un mercado regulado.

Se han utilizado smart contracts para la ejecución de los procesos de distribución, compraventa, liquidación y eventos corporativos, utilizando dinero electrónico tokenizado por BBVA para la gestión del efectivo a lo largo del ciclo de vida de la emisión. 

Este proyecto ha sido liderado y gestionado por BME y su socio tecnológico ioBuilders.

El plan se enmarca en la alianza LACChain, una iniciativa del BID para acelerar el uso de la tecnología blockchain con impacto en el desarrollo y permitirá a BBVA exportar la tecnología a América Latina, donde el acceso a la financiación alternativa de proyectos es más limitado. La operación contó con la asesoría legal de Garrigues.

BBVA, además de tokenizador de dinero electrónico, ha desempeñado varios roles críticos, como custodio digital, estructurador digital y active bookrunner de la operación. Citi fue la entidad agente, y los inversores del bono fueron Iberdrola y Renta 4.

“Esta emisión es una nueva demostración del espíritu innovador de BME, que está en la búsqueda constante de mejoras de la mano de tecnologías como el blockchain, para seguir siendo protagonistas en la digitalización y modernización del mercado financiero”, manifestó Jesús Benito, consejero delegado de Iberclear.

Con esta emisión, BBVA construye, con operaciones reales y en producción, su estrategia de activos digitales en los mercados financieros.

“Queríamos evaluar si las operaciones en blockchain se pueden ejecutar con la infraestructura del mercado actual, a nivel de operaciones e interconectividad de sistemas para los bancos colocadores y los inversores institucionales”, declaró Regina Gil, responsable global de Crédito de BBVA.

“Este piloto reduce el costo y el tiempo de emisión, lo que abre oportunidades para emisores de menor tamaño y para las economías menos desarrolladas”, comentó la directiva del banco español.

“Más allá de lo tecnológico, la creación de este bono podría representar un impacto económico y social transformativo muy fuerte”, señaló Irene Arias Hofman, CEO de BID Lab, el laboratorio de innovación del BID.

“De hecho, esperamos que produzca reducciones tan significativas en las fricciones y costos de emisión que pueda conducir a una expansión de los mercados de capital, haciéndolo accesible a los pequeños inversores”, comentó la representante del banco de desarrollo.

No te pierdas: La relocalización llevó a la empresa que fabrica el cerebro de Tesla a Nuevo León

“Para el Grupo BID es además una base de futuros desarrollos para financiar inversiones verdes, emprendimiento femenino e impacto social de alto interés estratégico”, apuntó.

La primera emisión de un bono en producción con tecnología blockchain se enmarca en la estrategia del Grupo SIX, al que pertenece BME, de diseñar el futuro de las infraestructuras de mercado. Este proyecto reafirma el compromiso de BME con el desarrollo de nuevas soluciones para los inversores que agilicen los procesos y mantengan el mismo nivel de control, transparencia y seguridad, propio de los mercados financieros regulados.

 

Siguientes artículos

GM-Tesla-baterías
GM confirma perspectivas para 2022, pero sus acciones caen por baja de ganancias
Por

La automotriz General Motors frenará el gasto y la contratación por baja de ganancias cayendo un 40% respecto al año ant...