Cuando se habla del 5G, los expertos coinciden en que se trata de la red del futuro. El Global System for Mobile Communications (GSMA) por ejemplo, la ha nombrado el “centro del futuro de las comunicaciones”. Pues el 5G no solo está ligado a una conectividad hasta 1,000 veces más rápida, sino al despliegue de tecnologías de tinte futurista como el Internet de las Cosas (IOT por sus siglas en inglés), los autos autónomos y las smart cities.

Mientras empresas como Ericsson han señalado que 65% de la población tendrá acceso a esta tecnología para 2025, las previsiones del GSMA son menores. De acuerdo a la asociación, en ese año solo una tercera parte del mundo estaría utilizándola. Entonces, ¿Qué tan lejos está México de alcanzar la red del futuro?

Forbes México conversó al respecto con Mischa Dohler, exdirector del Centro de Investigación de Telecomunicaciones en King’s College y cofundador de Worldsensing, empresa pionera de smart cities.

Al preguntarle sobre cuánto tiempo le tomará a México desplegar el 5G, quien estuviera a cargo de implementar el primer sistema de esta tecnología en Reino Unido recuerda que, su adopción será mucho más rápida que el 3G o el 4G, pues se trata de un sistema mucho más flexible que puede construirse sobre la infraestructura que México ya tiene.

A su vez, Dohler destaca que, la “columna vertebral del internet” debería ser propiedad del gobierno, pues se trata de un “punto estratégico” para un país.

¿Cuándo podemos esperar la llegada del 5G a México?

Desplegar el 5G (en México) en 2025 es algo alcanzable, absolutamente. México está bastante avanzado en todo lo relacionado con las telecomunicaciones. No estamos hablando de un país que no sabe cómo construir un sistema telecom. Algunos de los servicios más avanzados se han introducido en México. No hay excusa para que el 5G no despegue.

¿Qué necesita México para lograrlo?

El 5G requiere mucha infraestructura para que sea un éxito; inversión en hardware y software que sea innovadora y rentable de implementar. Sin embargo, el despliegue inicial sería usar lo que ya se tiene, y luego ir construyendo sobre eso. Ya hay mucha infraestructura y México debería buscar cómo aprovechar lo que ya tiene.

Para tener un sistema 5G se necesita una densidad 10 veces mayor de estaciones base. A largo plazo, es como si duplicaras el sistema 4G actual, y luego lo duplicaras una y otra vez. Sería un despliegue 10 veces mayor, pero con solo una quinta parte del costo.

Te recomendamos: La 5G: velocidad y oportunidades para los medios de pagos: PayPal

¿Qué rol debe de tener el gobierno en la implementación de esta tecnología? ¿Y la iniciativa privada?

Esto lo discutimos mucho en la Comisión Federal de Infraestructura de Reino Unido. La columna vertebral de internet debería ser propiedad del gobierno. En lugar de que cada operador posea su propia red principal, una red privada, tiene sentido disponer de toda esta fibra. Los operadores deben concentrarse en las estaciones base, la cobertura y la capacidad del 5G, pero la columna vertebral de esta tecnología debe ser vista como un punto estratégico del país.

[Por lo tanto, los gobiernos tienen que] ser inteligentes, no trabajar tan duro en infraestructura, entender qué hay ahí afuera, qué sistemas se pueden compartir, pero aún así asegurándose de que haya competencia. La respuesta es: una vez que den un vistazo profundo, se sorprenderán de cómo la llegar la infraestructura para el 5G.

¿Por qué México no puede quedarse atrás en el despliegue del 5G?

No hay ninguna razón por la cual el gobierno no deba estimular (un mayor grado de conectividad), y ayudar o apoyar a diferentes industrias que generalmente no se comunican entre sí. Es algo que no requiere mucho dinero. Es una forma rentable de desbloquear modelos de negocios. México tiene excelentes programas B2B que pueden ayudar con muchas características para el 5G, ayudar a las startups  a crecer. Una vez que se tenga la base de esto, todo lo demás caerá en su lugar. Lo que tendremos es un desarrollo económico proveniente de una inversión rentable, de algo que ya tenemos.

Dohler destaca que, aunque en 2025 el 5G será una realidad en México, el 8% de cobertura que calcula la GSMA para la región en este año no será suficiente para implementar las virtudes más populares de esta tecnología, como las ciudades inteligentes, la automatización o los autos sin conductor. “Creo que no hay forma de que (con esta cobertura) se pueda dar servicio a esas partes críticas de la sociedad. Para eso tienes que tener un viaje de infraestructura”, concluye. 

Estos son los 4 casos de uso 5G con mayor potencial en México: Nokia

 

Siguientes artículos

Amibas en aguas termales y jacuzzis pueden ocasionar la muerte: UNAM
Por

Amibas dañinas para el cerebro pueden estar en cuerpos de agua naturales calientes, así como en lugares sin cloro, como...