Hablar con una bocina para que apague la luz cuando te vas a dormir o pedirle que cierre la puerta de tu casa serán hábitos que crecerán en los siguientes años, incluso en México, ya que se prevé que para 2023, se utilizarán 8,000 millones de asistentes de voz digitales, en comparación con los 2,5000 millones que se estimaron hasta 2018.

Carlos Pérez Sánchez, director general de Alexa, platicó con Forbes México sobre cómo a casi un año de que la firma llegó a territorio mexicano, ya es uno de los mercados que más están volteando a este tipo de tecnologías, aunque con sus reservas.

Lee también Ante castigos a firmas digitales, ¿imaginas un día sin Google u otra plataforma?

Dice que al menos en el mercado local lo que ha notado es que no tanto es temor o miedo a ocupar este tipo de dispositivos, sino más bien ha sido que no necesariamente los usuarios conocen a ciencia cierta el alcance y los usos que puede tener un asistente de voz.

“Nosotros lo que hemos visto es no tanto una sensación como de temor a la tecnología en sí, sino más bien un desconocimiento a todas las diferentes funcionalidades que puedes tener con Alexa. Gran parte de lo que hemos estado haciendo, no solamente ha sido desarrollar un modelo de lenguaje sino incrementar el nivel de funcionalidades y sobre todo que la gente entienda para qué te puede servir Alexa en el día a día”, señaló el directivo.

Juniper Reserch, la casa británica de investigación y data, señala que si bien los asistentes de teléfonos inteligentes serán la plataforma más grande por volumen gracias a Alexa de Amazon, Google Assistant y Siri, las categorías de asistentes de voz de más rápido crecimiento en los próximos 5 años serán las smart TVs – 121.3%, los altavoces inteligentes – 41.3% y los wearables – 40.2%.

¿Quiénes compran asistentes de voz en México?

El informe de Juniper Research señala que el comercio de voz crecerá sustancialmente; alcanzando más de 80,000 millones por año para 2023.

Para Pérez Sánchez, el comprador en México de este tipo de dispositivos y asistentes de voz como sus bocinas Echo están dejando de ser solo techies como él los llama, y con la adopción y el conocimiento que poco a poco ha tenido el consumidor local, los segmentos de venta y de quienes consumen estos productos ha migrado.

“Cuando inicias tienes un segmento muy interesado con lo que es la última tecnología, sobre todo también gente que está familiarizada con Amazon o que conocía quizá a Alexa también por lo que estábamos haciendo ya en Estados Unidos. Entonces tenemos muchos clientes iniciales en ese segmento, pero también ya hemos estado viendo con otros segmentos como las amas de casa, y poco a poco hemos visto cómo el interés sale y no solo es para los techies y ya se está empezando a crear un interés en el consumidor general”, dice la cabeza de Alexa en México.

¿En verdad me escucha Alexa, qué pasa con mis datos?

¿Qué pasa con mis datos e información una vez que queda registrada en este tipo de dispositivos? es una de las dudas que más aquejan a los diversos usuarios de asistentes de voz.

En este sentido, el directivo dice a Forbes México que indudablemente es un tópico en el que trabaja la compañía a manera de fortalecer el vínculo y la confianza con sus usuarios. Sin embargo asegura que los diseños tanto en hardware como en software mantienen altos criterios de privacidad para sus productos y sus clientes.

“Creo que hay que entender que el tema de cuando decimos que Alexa nos está escuchando, muchas veces no es muy claro. Lo hacemos no solo en Alexa sino en todos los servicios de Amazon, tenemos desde el diseño del hardware y software y nos hemos enfocado mucho en enseñar a la gente cómo puede desactivar por ejemplo los micrófonos de los dispositivos. Hacemos que sea muy visible con los aros de luz en los dispositivos sin pantalla, e incluso con las barras de luz para que la gente entienda cuando Alexa se despierta y empieza a transmitir información a la nube”, comentó.

Algo en lo que recalca el directivo es que Alexa no está constantemente transmitiendo información a la nube, lo que hace, es que a través de la palabra de activación, en este caso, Alexa, justo en ese momento se activa el servicio y ahí empieza a transmitir.

“Y la parte del servicio de voz que vive en la nube, lo que hemos estado haciendo es que desde un inicio hemos ofrecido a los usuarios un manejo total de su información que se tiene en su cuenta. Ellos siempre han podido entrar a su cuenta  y eliminar todo el historial que se tiene guardado y lo que hemos estado haciendo son otras maneras de hacer esto más sencillo entonces por eso te digo que no hay un entendimiento muy claro”, señaló.

Al momento que elimino esta información, ¿queda borrado en automático de la nube de Amazon?

Los usuarios que deseen eliminar su información y su historial lo pueden hacer desde el momento que ellos quieran, sin embargo Carlos Pérez Sánchez aclaró que posiblemente se pueden perder algunas customizaciones o skills que el mismo algoritmo personaliza al usuario.

“Al momento que tu borras la información de tu cuenta, si puedes perder algunas customizaciones, porque evidentemente parte de lo que nosotros tratamos de hacer con esta información que está en tu cuenta, es ofrecer una buena experiencia, y creo que eso es algo muy importante que esa información no la usamos para vendérsela a un tercero o ninguno de esos casos, sino simplemente se utiliza para que cuando pidas música te demos la música que quieres y tus servicios sean agradables”, dijo.

Inteligencia Artificial y Machine Learning se alimentan de datos

La manera en la que trabaja Alexa con Inteligencia Artificial y Machine Learning es a través de datos, sin embargo sus algoritmos que están prediseñados para poder identificar de forma escalable los gustos de sus usuarios, es lo que lo hace que la voz de Alexa sea tan exacta.

“Los modelos que tenemos detrás de Alexa están hechos con algoritmos para poder identificar de forma escalable, patrones en la data y de esta manera podamos determinar qué es exactamente lo que estás pidiendo”, dijo.

Y de igual manera, al momento de borrar la información, Alexa comienza un proceso de eliminación de data de todos sus sistemas.

“Al momento que tú pides eliminar se empieza el proceso de eliminación de todos nuestros sistemas. Hay ciertas cosas que más bien son registros que se quedan guardados. Por ejemplo si tu habías dicho Alexa quiero que me despiertes a las seis de la mañana, tu puedes eliminar tu grabación, pero creo que no vas a querer eliminar tu alarma, entonces ese tipo de settings se mantienen o si a lo mejor pediste hacer una compra en Amazon para que tengas tu recibo. Ese tipo de cosas se mantienen, pero todo el historial de tu interacción con Alexa se borra inmediatamente de los sistemas”, detalló.

 

Siguientes artículos

Google aclara porqué ‘borró’ imágenes satelitales de Santa Lucía
Por

Esto luego de los comentarios en redes sociales sobre la supuesta 'desaparición', ya que la superficie que conforma el t...