Por Mirna Gutiérrez

Cuando Vertex inició operaciones en El Salvador era la primera productora tecnológica en el país, lo que implicó un gran reto, porque las empresas no estaban dispuestas a invertir en tecnología que no conocían, como realidad virtual, simulaciones e inteligencia artificial, animación 2D y 3D y Motion Graphics. Hoy factura alrededor de 400,000 dólares al año y 80% de sus clientes son extranjeros.

A los 18 años, la salvadoreña Iliana Benítez se fue a vivir a Estados Unidos, donde trabajó seis años como personal de limpieza, hasta que en su último empleo, en LucasArts, conoció a su hoy esposo, Alex Rozgo, programador de videojuegos de Star Wars.

La pareja renunció y emprendió su propio negocio. Tres personas más los siguieron y empezaron a desarrollar videojuegos desde la sala de su casa. Empezaron a cerrar algunos contratos, pero debido a que el costo de vida en San Francisco era muy alto, decidieron trasladarse a El Salvador. En 2010, junto con Alejandro Panameño, fundaron InEarth Central, empresa que en 2016 cambió su nombre a Vertex Studios.

Benítez, ceo de la empresa, explica que al principio uno de los obstáculos fue que por ser jóvenes no tenían acceso a créditos, por lo que invirtieron capital propio. Otro fue encontrar al personal indicado: “Cuando llegamos a El Salvador no había mucho talento, entonces empezamos a enseñarles y a prepararlos”.

La inversión en software, investigación y desarrollo en el país sólo representa 0.1% del Producto Interno Bruto (pib), de acuerdo con información de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), por lo que el mercado no estaba preparado para incorporar las soluciones que ofrecían.

Actualmente trabajan para el Departamento de Defensa de Estados Unidos en simulación de drones. Sin embargo, siguen impulsando la implementación de tecnología en su país: ahora desarrollan un proyecto de robótica educativa digital.

También han establecido alianzas con la Cámara de Comercio de El Salvador y la ASI para, a través de conferencias, mostrar que el país está produciendo tecnología. Asimismo, tienen planes de crear el primer parque tecnológico salvadoreño, para lo que están convocando a compañías afines, entre ellas Kadevjo Studios.

“Tenemos ganas de hacer algo por nuestro país, de generar un cambio, y compartir nuestro talento con las demás personas”, subraya Iliana Benítez.

 

Siguientes artículos

Empresario de Panamá piden a Cortizo cumplir promesas de campaña
Por

El empresario y político panameño de 66 año se alzó con la victoria el domingo en un final cerrado con solo una diferenc...