Galileo Technologies invertirá 100 millones de dólares para llevar sus ‘
gasoductos virtuales’ y otras tecnologías energéticas a países de América Latina durante 2018.

La compañía planea desembolsar estos recursos en Argentina, México y Perú, principalmente, detalla Osvaldo del Campo, presidente de la empresa argentina en entrevista con Forbes México.

La virtualidad de su infraestructura consiste en transporte multimodal, con camiones y contenedores que comprimen gas natural hacia regiones donde es casi imposible que la población o industrias accedan al energético, en un radio de 500 kilómetros con una capacidad de 300,000 metros cúbicos.

Por ejemplo, el gigante minero alemán Aurubis, que vale 3,100 mdd según Forbes, ha sustituido el uso de combustibles convencionales con gas natural y reducido el impacto de su planta de concentrados de cobre en Bulgaria.

PUBLICIDAD

“Hay zonas dentro de México donde no lo van a tener nunca porque no existe la densidad poblacional o industrial que justifique la entrada de gas natural sin una tecnología como ésta”, explica el directivo.

Aunque es un combustible mucho más barato, la falta de infraestructura de gas natural provoca que solo 7% de los hogares mexicanos acceda a esta energía limpia, pues 7 de cada 10 familias en el país emplea gas Licuado de Petróleo (LP), cuyo precio se disparó más de 50% al inicio del año, de acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Por ejemplo, Baja California es una zona donde la generación eléctrica se hace con diésel. La firma sudamericana realiza estudios para ver cuál es la forma más conveniente de abastecer a la entidad mexicana con sus ductos virtuales.

“Lo mismo pasa en zonas de Centroamérica”, agrega.

La inaccesibilidad incluso aqueja a naciones con una larga tradición gasífera, como Estados Unidos y Argentina, donde los gasoductos físicos han alcanzado su límite de expansión. El directivo detalla que los clientes potenciales no tendrán acceso al gas en algunas zonas porque los proyectos de infraestructura viables ya se hicieron.

Incluso en países como Rusia, donde el gas representa 50% de su matrícula energética, la mitad de su población no tiene acceso para uso doméstico.

“Imaginemos el caso de México o Centroamérica, donde el acceso gas es prácticamente cero”.

Para consolidar su operación en nuestro país, la compañía desembolsará entre 25 y 30 mdd el próximo año en México.

“Estamos con un programa agresivo de inversión y desarrollo de proyectos donde proveemos la tecnología o hacemos la inversión directamente, que es lo más común”, añade el directivo.

 

Siguientes artículos

El almacenamiento y distribución de petrolíferos
Por

Ante la demanda creciente de petrolíferos, el uso de tecnología será uno de los diferenciadores para alcanzar el lideraz...