California Pizza Kitchen (CPK) busca conquistar a consumidores más jóvenes a través del lanzamiento de nuevos productos y la incursión en delivery (servicio a domicilio), como parte de un plan de reestructura de la marca tras una racha que los llevó a cerrar unidades en el mercado mexicano y a nivel global.

En cinco años, la marca ha bajado la cortina de siete unidades en el territorio nacional, para conservar 15 tiendas localizadas principalmente en la Ciudad de México, Monterrey, Querétaro, León y Toluca, así como en los aeropuertos de Cancún y Guadalajara. En el mundo, las sucursales se han reducido de 270 en 2016 a 258 en la actualidad.

Tanto en el mercado nacional como internacional, “cerramos (unidades) cuando creemos que debemos movernos, también depende de los terrenos y la economías en cada país…No tratamos de abrir muchas tiendas, sino tener buenos negocios con los franquiciatarios”, comentó Jim Hyatt, CEO global de la marca, en entrevista con Forbes México.

“Lo que pasó es que en algunos casos se terminaba el periodo de renta y en otros no les iba bien (a los restaurantes), como el caso de Tijuana, y en otros casos la renta ya era muy cara y no convenía renovarla”, explicó por su parte Fabián Gosselin, CEO de California Pizza Kitchen en el territorio mexicano.

El pasado 9 de mayo Alsea, operador de restaurantes y cafeterías como Starbucks, anunció la desincorporación de CPK de su portafolio, bajo un esquema de arrendamiento de activos y traslado de los derechos de operación y desarrollo a Opcal, como nuevo franquiciatario maestro de la marca en México.

Te puede interesar: Alberto Torrado Martínez y familia: Alsea va por el viejo continente

Al 2017, Domino´s Pizza, que también opera Alsea, lideraba el mercado de pizzas, seguido por Little Caesars, Pizza Hut, Benedetti’s Pizza y Papa John’s, de acuerdo con la agencia Euromonitor International.

Por ahora, la marca no abrirá nuevos restaurantes, para enfocarse en el lanzamiento de un menú que incluye opciones bajas en calorías, sin gluten ni lactosa y con productos vegetarianos, entre ellos las pizzas con masa de coliflor.

“Tenemos un menú principal, que es probablemente el 70%, independientemente de en qué país estemos,  pero a través de los franquiciatarios se hacen opciones más locales”, explicó Jim Hyatt.

De igual manera, la marca estrenó su servicio a domicilio a través de la plataforma Uber Eats y próximamente se añadirán otras aplicaciones.

“Queremos hacer la marca más joven y actual desde el punto de vista de las tendencias en los productos que estamos lanzando. Aunque puede pedir alguien de cualquier edad, el consumidor joven es quien está utilizando más el canal de delivery para resolver el tema de llevar sus alimentos a casa o el trabajo”, indicó Fabián Gosselin.

En el mundo, la marca ha abierto restaurantes en Canadá, Singapur, Corea, Tokio, Dubái y Chile; mientras que en México la firma ve oportunidad de aperturas en los aeropuertos en el largo plazo, aunque por el momento no hay planes de abrir nuevas unidades.

Te recomendamos: 

Alsea afina su propia app para competir con Uber Eats y Rappi

 

Siguientes artículos

Mobike pide al gobierno 90 días para evitar salida de CDMX
Por

La empresa pasa por un proceso de reestructura legal que impide el pago de la contraprestación para mantener su operació...