Notimex.- Estados Unidos y China entraron este viernes formalmente a una guerra comercial tras la decisión de la administración del presidente Donald Trump de imponer aranceles punitivos al coloso asiático por 34,000 millones de dólares.

China, que mantiene un superávit comercial de 375,000 millones de dólares anuales sobre Estados Unidos, anunció por su parte la implementación de aranceles por una cantidad similar contra productos y exportaciones estadounidenses a sus mercados.

“A fin de defender los intereses centrales del país y los intereses del pueblo como estamos siendo forzados a tomar represalias”, señaló en Beijing el Ministerio de Comercio.

Los aranceles de represalia de China afectarán especialmente a la industria agropecuaria de Estados Unidos, en estados que votaron por Trump durante las elecciones de 2016, incluidos los productores de soya y maíz. También afectarán la industria de cárnicos, especialmente pollo y puerco.

PUBLICIDAD

El presidente estadounidense reiteró la víspera que los aranceles punitivos serán complementados en las próximas dos semanas con 16,000 millones de dólares adicionales de sanciones económicas contra China.

“Y después como ustedes saben tenemos 200,000 millones de dólares en suspensión (…) así que tenemos 50,000 (millones de dólares), más 200,000 (millones) casi 300,000 (millones de dólares). Sólo es China”, dijo a bordo del Air Force One en ruta a un evento político en Montana.

China, el principal socio comercial de Estados Unidos, exportó el año pasado al mercado estadounidense productos y servicios por 505,597 millones de dólares, de acuerdo al reporte anual del departamento de Comercio norteamericano.

En contraste, las ventas de Estados Unidos al mercado chino fueron de apenas 130,000 millones de dólares, lo cual resulta en un déficit comercial para la economía del país de 375,228 millones de dólares.

La Representación Comercial de la Casa Blanca anunció el pasado 29 de mayo que, a fin de balancear la relación comercial entre ambos países, se impondrían aranceles por hasta 25%, un total de 50,000 millones de dólares de exportaciones de China.

La lista incluyó un total de 1,102 productos, mayoritariamente de sectores industriales que incluyen el aeroespacial, el informático, tecnología de la comunicación robótica, maquinaria industrial, nuevos materiales y automóviles.

La administración aclaró que no se aplicaría en aranceles de aquellos bienes adquiridos comúnmente por los consumidores estadounidenses, tales como televisiones o teléfonos celulares.

La Casa Blanca alista una segunda generación de aranceles por 16,000 millones de dólares que en este momento son objeto del proceso regular de consultas públicas, que se espera sea completado durante la segunda quincena de julio.

 

Siguientes artículos

Robo de combustible creció 66% durante mayo
Por

La empresa productiva del Estado reportó 1,354 puntos de extracción ilegales en mayo contra 811 registrados durante el m...