La mayoría de los funcionarios sigue esperando que las tasas suban e incluso discutieron si se justificaba un alza en enero.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Los funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) manifestaron el mes pasado preocupaciones de que las ajustadas condiciones financieras globales puedan impactar negativamente a la economía de Estados Unidos, por lo que consideraron cambiar su planeado ritmo de alzas de tasas de interés en el 2016.

“Si el reciente endurecimiento de las condiciones financieras se sostiene, eso podría ser un factor que amplifique los riesgos a la baja” para la economía, según las minutas del encuentro del banco central estadounidense el 26 y 27 de enero divulgadas el miércoles.

La mayoría de los funcionarios sigue esperando que las tasas suban e incluso discutieron si se justificaba un alza en enero, pero tras una larga discusión sobre los riesgos globales dijeron que las ajustadas condiciones financieras podrían ser un cercano equivalente a nuevas subidas de tasas.

Los funcionarios discutieron “alterar sus visiones previas del ritmo apropiado para el rango de meta de la tasa de fondos federales”, indicaron las minutas.

No obstante, acordaron que sería prematuro cambiar las perspectivas sobre la economía estadounidense, y manifestaron que vigilarían cercanamente los acontecimientos económicos globales, así como los precios del petróleo y de las acciones.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo el jueves que el banco central estadounidense está considerando tasas de interés negativas a la luz de la política monetaria de algunos países europeos.

“No podría descartarlas”, afirmó Yellen a una comisión de legisladores del Congreso.

El 2 de diciembre de 2015, la titular del banco central estadounidense afirmó que un ajuste abrupto en las tasas de interés a un margen de cero provocaría una desestabilización en los mercados, pero mantenerlas en cero pone en riesgo la estabilidad financiera.

 

Siguientes artículos

Irán descarta disminuir su producción de crudo
Por

La postura iraní complica las negociaciones sobre los niveles de producción, después de un sorpresivo compromiso anuncia...