El comité de ética de FIFA sancionó a ambos directivos por conflicto de intereses e irregularidades en cobros.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el de la UEFA, Michel Platini, fueron inhabilitados el lunes por un período de ocho años por violaciones éticas, dejando al fútbol global sin líderes mientras combate una ola de casos de corrupción en su seno.

Ambos dirigentes, que también fueron multados, ya habían sido suspendidos por 90 días en octubre, mientras se llevaba a cabo una investigación sobre un pago de 2 millones de francos suizos (2.02 millones de dólares) realizado por el ente rector del fútbol mundial a Platini en 2011, con el visto bueno de Blatter.

La decisión implica que Blatter pondrá fin a 17 años al frente de la FIFA con deshonra, al tiempo que se acaban las esperanzas de Platini de sustituir al suizo de 79 años en las elecciones presidenciales de febrero.

Blatter, que estuvo cuatro décadas en la FIFA, salió al ataque tras el anuncio, celebrando una conferencia de prensa para decir a los periodistas que solo lamenta que el presidente de la FIFA esté siendo usado como un saco de boxeo.

“Voy a luchar por mí y voy a luchar por la FIFA”, afirmó Blatter, sin afeitar y con una bandita adhesiva en su mejilla, pero desafiante.

Aseguró que el Comité de Ética de la FIFA no tiene derecho a relevarle de sus funciones y que combatirá la decisión en el Comité de Apelaciones del organismo deportivo y, si es necesario, en el Tribunal de Arbitraje Deportivo en Lausana, Suiza, y ante las cortes helvéticas.

Platini también dijo que apelará la decisión, a la que calificó de “pura farsa”.

“La decisión no es una sorpresa para mí: el proceso iniciado en mi contra por el comité de ética de la FIFA es pura farsa”, dijo el francés en un comunicado.

Platini dijo que su conciencia estaba limpia y que apelaría la decisión en al Tribunal de Arbitraje Deportivo y que en última instancia presentará demandas por daño en procesos civiles. “Lucharé esto hasta el fin”, afirmó.

El comité dijo que no halló pruebas de que el pago, realizado en un momento en que Blatter buscaba la reelección, fuera un soborno, razón por la que ambos se libraron de una inhabilitación potencial de por vida.

No obstante, señaló que la transacción careció de transparencia y generó un conflicto de intereses. Platini, al igual que Blatter, negó cualquier ilegalidad.

En un comunicado, la FIFA dijo que “reconoce las decisiones de la Comisión de Ética independiente y no va a hacer más comentarios al respecto”.

 

Siguientes artículos

Review: Nexus 5X de LG, la mejor experiencia Android
Por

Si quieres un Pure Android con una gran cámara y un diseño excepcional, definitivamente debes probar el nuevo smartphone...