Reuters.- El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, se negó el miércoles a contestar las preguntas de los legisladores sobre sus discusiones con el presidente Donald Trump sobre Rusia, y negó que le haya mentido al Congreso sobre sus propios contactos con Moscú durante la campaña electoral del año pasado.

En un agrio intercambio con los senadores demócratas, Sessions negó haber dado información falsa cuando dijo en su audiencia de confirmación en el Senado que no se había reunido con funcionarios rusos durante la campaña.

“No tuve ninguna reunión inadecuada con los rusos respecto a la campaña”, dijo Sessions a la Comisión Judicial del Senado.

Sessions fue forzado a recusarse de las investigaciones sobre la interferencia de Rusia en la elección y una posible colusión con la campaña de Trump después de que se revelara en marzo que se reunió con el embajador ruso Sergei Kislyak al menos dos veces en 2016.

PUBLICIDAD

El Washington Post reportó en julio que las agencias de inteligencia estadounidenses habían recogido interceptaciones de conversaciones en las que Kislyak le decía al Kremlin que había tenido discusiones sustantivas con Sessions sobre la posición de Trump en las relaciones entre los dos países.

El miércoles, Sessions sostuvo que no recordaba aspectos específicos de las charlas. El fiscal general también dijo repetidamente que no podía discutir el contenido de sus conversaciones confidenciales con Trump.

Rusia niega haber interferido en las elecciones presidenciales de noviembre.

En la audiencia, Sessions también dijo que no ha sido entrevistado por el fiscal especial Robert Mueller en conexión con la investigación sobre si la campaña de Trump se coludió con Rusia durante el proceso electoral del año pasado.

 

Siguientes artículos

SEP reubicará a casi medio millón de estudiantes por sismo
Por

Los alumnos tomarán clases en otras escuelas o en aulas temporales construidas para tal fin.