Fitch Ratings redujo en un peldaño la nota soberana de México de BBB+ a BBB con perspectiva estable.

De acuerdo con la calificadora, la baja en la nota refleja una combinación del incremento de riesgo en las finanzas públicas derivado del deterioro financiero en Pemex y una creciente debilidad económica ante las amenazas y tensiones en materia de comercio exterior.

Lee también: Banxico advierte en su minuta riesgo por perspectivas crediticias de Pemex

Fitch destacó además las incertidumbre política del gobierno y las preocupaciones sobre disciplina fiscal.

“El crecimiento permanece débil y los riesgos se han magnificado por las amenazas del presidente de Estados Unidos de imponer aranceles de 5% a los bienes provenientes de México”.

El anuncio de Fitch coincide con un anuncio de baja de perspectiva en la nota soberana por parte de Moody’s, que afirmó su nota A3 para la economía Mexicana, asignando una perspectiva negativa. Al tiempo, el canciller. Marcelo Ebrard, dijo en Washington que las negociaciones para evitar un arancel de 5% sobre las exportaciones mexicanas no concluyeron este miércoles, por lo que el diálogo continuará durante el jueves.

El presidente Donald Trump dijo en su cuenta de Twitter que, de no alcanzar un acuerdo con México sobre migración, los aranceles iniciarían el próximo lunes en un esquema progresivo que podría alcanzar 25%.

Pasadas las seis de la tarde, el tipo de cambio cotizaba en niveles de alrededor de 19.80 pesos por dólar, según información de Bloomberg.

Pemex, una carga pesada

En enero, Fitch bajó la calificación crediticia de Pemex a BBB-. La calificadora explica que la deuda soberana del país se incrementó de manera sustancial debido al apoyo financiero a Pemex

“La deuda soberana aumentó sustancialmente en el primer trimestre debido a la necesidad de incrementar el apoyo a Pemex, actualmente, ese respaldo tiene un costo fiscal equivalente a 0.2% del PIB en inyecciones de capital y exención de impuestos”, señala la calificadora.

Desde la perspectiva de Fitch, el recorte en las tasas de impuestos a Pemex son efectivas, pero no representan una solución a largo plazo para evitar el deterioro financiero de la petrolera.

“El tamaño de la deuda de Pemex ya impide que la Empresa Productiva del Estado invierta suficiente para mantener la producción y reservas”, advierte.

Fitch espera que la producción de petróleo se contraiga en un 5% en 2019 y 2020.

Las deudas de la compañía, que son en gran parte externas ya alcanzaron 106,700 millones de dólares (8.7% del PIB) en 2018 y no están incluidos en la métrica de deuda pública utilizada por Fitch en su modelo de calificación soberana, como consecuencia, las finanzas públicas del soberano son más débiles de lo indicado por la deuda pública general bruta general.

Crecimiento débil y amenazado

Para Fitch, los riesgos de tener un crecimiento económico lento se han magnificado ante las amenazas de Donald Trump de imponer un arancel de 5% a los bienes provenientes de México a partir del 10 junio si México no endurece políticas para detener el flujo de migrantes el territorio estadounidense.

“Además de la incertidumbre, el crecimiento de México ha promediado 2.6% en los últimos cinco años, por debajo de la medida de 3.6% reportado por los países con calificación BBB”, señala Fitch.

En el primer trimestre del año, la economía de México avanza a un paso más lento que la de Estados Unidos, con quien está fuertemente atada, de tal suerte que Fitch prevé que el crecimiento alcance apenas 1% al final de 2019.

En opinión de Fitch, el cumplimiento de los objetivos fiscales será más difícil para 2020 y podría dar lugar a una política más estricta que genere retos adicionales para el crecimiento.

Inquietud por el futuro del riesgo país de México

 

Siguientes artículos

AMLO ya analiza lista de productos para una represalia de aranceles
Por

El presidente AMLO evalúa imponer aranceles en represalia a EU, de forma que golpee la base electoral de Donald Trump.