El pasado 27 de Febrero, el artista Misha Khan, inaguraba en la galería neoyorquina Friedman Benda, en pleno barrio de Chelsea, la exposición “Soft Bodies” -Cuerpos Blandos-. Se trata probablemente de una de las miradas más optimistas y necesarias que se está dando en un momento particularmente oscuro de una ciudad asolada por la pandemia. Un artista visionario. Los artistas suelen serlo porque el arte lo es. Y con los mecenas sucede lo mismo. Visionaria fue la empresaria turca Esin Güral Argat cuando vinculó el nombre de este artista de Minnesota afincado en Brooklyn con su resort en las Maldivas -“Joali”- y le comisionó una obra que yace en el fondo del mar, desde donde el arte hace una llamada a la destrucción sistemática de los corales por los diversos tipos de contaminación humana. Gural, vicepresidenta de Gürallar Group, la 5ª productora del mundo de vidrio, sumó otros artistas como Seckin Pirim o Zemer Peled, incorporando así su proyecto a una tendencia mundial que no deja de crecer y que vincula arte e infraestructuras turísticas.

Carmen Reviriego: Has integrado Joali con la tendencia, relativamente reciente, de incorporar arte de primera en hoteles y resorts turísticos. Pienso en el gigantesco “Demon with Bowl” de Hirst en el Palms Casino Hotel, en Las Vegas, o las obras de KAWS y Yayoi Kusama en el Hamilton Princess en Bermudas…

Esin Güral: Cuando decidí invertir en la creación de una marca global para destinos turísticos de lujo, me preocupaba dotarla de una identidad y narrativa propias. Entonces me dediqué a recorrer el mundo tratando de entender lo que los clientes buscan y lo que diferencia a unos resorts de otros. Lo que descubrí es que hay una gran oferta de destinos que ofrecen la mejor comida o el mejor servicio, pero encontré que les faltaba un cosa que para mí es realmente importante: Alma. El lujo de verdad está relacionado con las experiencias que eres capaz de vivir, así que intento ofrecer algo que va más allá de un servicio insuperable.

Esin Gülar

“La clave de la alegría interior es el retorno a las raíces y a nuestra relación con la naturaleza”: Esin Güral Argat, vicepresidenta de Gürallar Group  Foto. MASON ROSE

Carmen Reviriego: ¿Arte?

Nos pusimos a trabajar con un equipo joven que destruyera el concepto del muro blanco como lugar idóneo para mostrar arte y acabamos incorporando a 14 artistas de todas partes del mundo. Artistas que trabajaran con la cerámica -que es el mundo con el que tengo más experiencia-, pero no sólo con la cerámica.

¿Y cómo fue la interacción con los artistas y el comisionado de las obras?

Imaginé la “marca” que quería crear como si fuera un personaje femenino que quiere compartir la alegría de la vida compartiendo su casa en las Maldivas con invitados, que quiere compartir la sensación bienestar vital. La palabra era “joy” -felicidad, alegría- esa era la emoción que buscaba, así que cada pieza tenía que estar inspirada por la alegría de vivir. Llegamos a la conclusión de que la clave de la alegría interior es el retorno a las raíces y a nuestra relación con la naturaleza. Todas las piezas fueron creadas por la necesidad de llamar la atención sobre la importancia de la naturaleza.

¿Te atreverías a destacar una pieza de la colección?

Para mí la escultura bajo el agua de Misha Khan puede ser el ejemplo de todo lo demás porque pone de manifiesto la importancia que los corales tienen en nuestra propia supervivencia en el planeta y el hecho de que dañarlos o protegerlos tiene un efecto directo en nuestra propia felicidad.

Esin Gülar

ALMA ARTÍSTICA: A través de la mirada creativa de 14 artistas procedentes de todas partes del mundo se creó una experiencia que trasciende el muro blanco y convierte al arte en alma de un desarrollo turístico de lujo en las Maldivas. Foto. Mesa Club Tropicana, Misha Khan. MASON ROSE.

Lo que dices me recuerda una frase que Misha Khan comentaba en la revista Wallpaper respecto a su nueva exposición en Chelsea, “si les das a las personas un margen de maniobra, deambularán felices por una nueva versión de la realidad”. ¿Esa es la idea?

Esin Güral: Su obra en Joali está compuesta por seis piezas diferentes y reflexiona sobre la regeneración del coral y esa es una historia que es necesario tener en cuenta.

Misha Khan es uno de esos artistas que lleva el arte también al ámbito del diseño. ¿Te interesó explorar esta dimensión a través de tu mecenazgo con él en la isla?

Sí. Lo hice. La obra se llama “Tropicana” y se trata de una mesa situada frente al Océano Índico sobre un banco de arena. Es una pieza que intenta contar la historia de esos momentos tan especiales que surgen cuando nos reunimos en torno a una mesa con las personas que realmente queremos.

Pensando en tu tierra, me viene de pronto a la cabeza una jarra espectacular del siglo XVI que está en el Museo Británico. Es una pieza que me impresionó por su belleza y porque el hombre que la encargó, Abraham “un sirviente de Dios de Kotahya”, como pone en la cerámica, vivió en el 1510 antes de Cristo y su nombre ha llegado a nosotros por ese acto de generosidad. Proviene de la ciudad en la que tu naciste en Turquía.

La importancia que se da al arte y a la artesanía en el país en el que nací es enorme… Se cree que se originó en los Balcanes 3000 años antes de Cristo con el Reino de Friyia. Una magnífica historia del arte que ha marcado toda una región: diferentes patrones textiles, vasijas especiales hechas a mano extraídas de minas, unas primeras agujas de oro… ha sido el lugar de nacimiento de muchos artistas de la región.

¿Lo que más te marcó?

El azul turquesa y el azul cobalto son los colores que se utilizan principalmente en los azulejos de mi zona y los dos, tan presentes en mi vida, me tocaron hasta convertirse en mis colores favoritos. Nuestra familia, inspirada en la creatividad y el espíritu empresarial de la región, ha progresado precisamente pensando en la industria y el arte. Como emprendedora decidí hacer las cosas de forma diferente y modernicé las baldosas artesanales con mis propias iniciativas en el Laboratorio Italiano. Las puse en el mercado y todo ello trajo en lo personal una nueva visión. Tuve éxitos y fracasos, pero todo ello dio un nuevo giro a mi vida y mi negocio.

Esin Gülar

Silla Evolución, Nacho Carbonell. Foto. FETHI IZAN

Cuando te incorporaste al negocio familiar creaste la marca LAV, que se convirtió en el quinto mayor productor de vidrio del mundo. Ahora presides también la Asociación de Empresarias de Turquía…

Esin Güral: Estoy convencida de que no se puede volar con una sola ala, por eso para el desarrollo social la igualdad de género es tan importante. La incorporación de la mujer no sólo a nivel de trabajadora, sino a nivel directivo, afecta positivamente a las empresas. Según el Informe McKinsey de 2016, el nivel de participación de la mujer ha crecido hasta el 63% dentro de la OCDE y tiene un potencial de incremento del 20%. En otras palabras, la participación de la mujer en el trabajo afecta de forma directa a la prosperidad del país. Es necesario crear emprendedoras y candidatas al emprendimiento proveyendo asesoramiento y formación.

Tanto Turquía como México comparten el estatus de puente ente civilizaciones y culturas. ¿Hasta que punto el arte contribuye al diálogo entre diferentes?

He estado varias veces en México, no por cuestiones relacionadas con el arte sino por negocios, pero fueron grandes oportunidades para entender la cultura mexicana y volví con las ideas claras. Me di cuenta de las similitudes que había con la gente de donde me crié. Las estructuras creadas por los mexicanos, que son gente enormemente trabajadora, les ayudan a ser más proactivos y creativos de una manera orientada a la productividad. En mi opinión a nivel cultural tienen grandes lazos y tradiciones que les ayuda a ser más interactivos con otras culturas.

¿Qué significado tiene el mecenazgo en arte para tí?

El mecenazgo en arte tiene un enorme e importante papel en el desarrollo del carácter de una sociedad porque lleva a las personas a ser más intelectuales y sensibles. Para mí, cuatro áreas – arte, educación, igualdad de género y sostenibilidad- son cruciales para el desarrollo.

¿Mejora la Sociedad cuando convivimos con el arte?

Esin Güral: Yo concluiría que la educación empieza a edades muy tempranas y el arte es una de las claves para la sociedad porque ayuda a las personas a ser más creativas, más activas y más libres.

Carmen Reviriego

Carmen Reviriego es presidenta de la Fundación Callia y experta en arte y mecenazgo. Foto: Fundación Callia.

Síguenos en:

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Rey emérito Juan Carlos I deja España tras acusaciones de corrupción
Por

El Tribunal Supremo de España investiga al rey emérito Juan Carlos I por un depósito de 100 mdd que recibió presuntament...