Si bien para aquellos no asiduos a Fórmula 1 el nombre Bernie Ecclestone podría no representar nada particular, en realidad la persona que responde a éste es un magnate inglés cuya personalidad visionaria lo convirtió en un ícono para la historia en el mundo del automovilismo.

Dirigió Formula One Management (FOM) durante más de cuatro décadas, convirtiéndose en la figura más importante de Fórmula 1 y es el responsable del éxito comercial de los Grandes Premios gracias a una bien merecida fama por ser un duro negociador.

Luego de comenzar una carrera en la industria del gas en su juventud, posteriormente migró al negocio de la compra y venta de coches para después incorporarse al mundo de los deportes la velocidad. Gracias a su mente brillante, Mr. E – como se le conoce en el paddock – convirtió a Fórmula 1 en mucho más que un deporte, lo transformó en un producto exclusivo por el que los países se pelean para asociar su nombre con él.

Tuve la oportunidad de conocer a Bernie en Silverstone hace ya algunos años y, luego de mis diferentes interacciones con él, puedo confirmar que el hombre de negocios que hay dentro de él no tiene comparación, es un hombre visionario y capaz de ver potencial donde otros no lo ven. En mis diez años dentro este deporte siempre había certeza de una cosa: en Fórmula 1 sólo había un tomador de decisiones y ese era Mr. E.

Ecclestone estructuró una fórmula de negocio sobre los derechos de televisión, logrando que el deporte, los equipos y los pilotos se beneficiaran. Convenció a los canales de televisión de adquirir la transmisión de todo el campeonato, lo que aumentó considerablemente la exposición de la categoría y por ende su popularidad.

Bernie Ecclestone. Foto: Fórmula 1

Y no sólo eso, Bernie identificó la posibilidad de negociar para que países y ciudades que no tienen foco internacional encontraran en este deporte una plataforma para darse a conocer. De esta manera, hoy no existe otro evento de­portivo que te ayude a promover año con año una marca-país como lo hace Fórmula 1, los exigentes estándares necesarios para llevar a cabo una carrera son tales puesto que se debe mantener la calidad y además garantizar un evento de primer nivel que brinde la exposición necesaria para ser un futuro éxito económico.

Fue precisamente con Ecclestone con quien se negoció el regreso de la máxima categoría a nuestro país, después de veintitrés años de ausencia. Bernie vivió emocionado las dos primeras ediciones del Gran Premio de México, dedicando un sinfín de elogios para nuestro país, llegando incluso a recomendar a los organizadores de los Grandes Premios europeos que tomaran como ejemplo a México para organizar una carrera. Su aprecio por nuestro país llegó a ser tal que incluso, tanto en 2015 como en 2016, celebró aquí su cumpleaños.

PUBLICIDAD

A principios de este año CVC Capital Partners – el fondo capital de riesgo propietario de Fórmula 1 –, alcanzó un acuerdo con Liberty Media Corporation, considerado el operador más grande por cable de Europa y la más grande compañía internacional de TV, para añadir a su cartera uno de los deportes más vistos en el mundo, como lo es Formula 1.

El cambio ha sido un tanto drástico, ya que se trata de dos personalidades muy distintas a la cabeza de Fórmula 1: Ecclestone, el ambicioso negociador, y por otro lado Chase Carey, el experto en la atención a la experiencia del consumidor final.

De lo que no hay ninguna duda es que Bernie Ecclestone ha sido la pieza fundamental para que el máximo serial del automovilismo quién con su minuciosa atención al detalle convirtió a Fórmula 1 en el monstruo que es hoy.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí  

 

Siguientes artículos

Here We Are: De la fotografía a la prenda inglesa, inspiración Burberry
Por

Más inglesa que nunca, llega la nueva colección de Burberry en septiembre y con ella la exposición fotográfica ‘He...