El apetito nacional por los productos gourmet sigue en aumento. Así lo demuestra el regreso a México de Billecart-Salmon, una maison de champagne que cuenta con 200 años de producción ininterrumpida en Mareuil-sur-Aÿ, una campiña al norte de Francia.

Geoffrey Loisel, director de marca de Billecart-Salmon, dijo a Forbes Life que la firma busca mayor visibilidad ante el consumidor mexicano. “La champagne es una categoría en crecimiento en México”, aseguró mientras guiaba una presentación de la marca celebrada al sur de la capital del país.

Apenas el año pasado, el principal jugador del mercado del champagne en el país, Moët Hennessy (con una participación del 80% del total) estimó un aumento de 15% en ventas en la categoría. Nada mal para un mercado que consume 1.5 millones de botellas al año (de las 300 millones que se producen en Champagne, Francia). La cifra, aunque pareciera mínima, es suficiente para convertir a México en el principal consumidor de champagne en Latinoamérica.

El regreso de Billecart-Salmon al país se da de la mano de tres etiquetas: Brut Reserve (Pinot Noir, Chardonnay, Pinot Meunier); Brut Blanc de Blancs (100% Chardonnay); y Brut Rosé (Chardonnay, Pinot Noir, Pinot Meunier). La vía de distribución inicial será a través del foodservice, así como en algunos restaurantes de la Ciudad de México.

Bollinger pondrá a la venta el champagne favorito de James Bond

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

A bit of Mexico
Vacaciones gourmet a la vista: Viaja guiado por tu chef favorito
Por

Del 8 de julio al 3 de agosto, 24 chefs cocinarán recetas inspiradas en las costas mexicanas en todos los hoteles de Vel...