El consumo del agua embotellada ha crecido a grandes pasos en los últimos años. Tanto así que en 2014 el promedio de consumo por persona eran 128 litros de agua en botella al mes (Statista). La industria de agua mineral ha visto en esta tendencia un área de oportunidad y la ha sabido aprovechar, tanto así que esta industria genera alrededor de 500 millones de dólares al año. ¿Qué es lo que ha hecho que este tipo de agua se convierta en un objeto de deseo de lujo?

El agua mineral proviene de un manantial de agua, que contiene varios minerales, tales como sales y compuestos de azufre. Por lo mismo, tiene muchos beneficios en el cuerpo humano, como mejorae el tono de la piel, brindar hidratación y transportar nutrientes como vitaminas y minerales. Además funciona como relajante muscular, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los buenos (HDL).

Tradicionalmente, las aguas minerales eran utilizadas directo de donde provenían ya que algunas culturas antiguas creían que tenían elementos curativos. Después la gente las empezó a usar para spas, baños o jacuzzis, donde era un producto terapéutico o de relajación.

Hoy en día el agua mineral es embotellada y se distribuye para ser consumida. Hay más de 3000 marcas de agua mineral disponibles alrededor del mundo. A diferencia del agua embotellada regular, que se obtiene y sufre bastantes procesos químicos para ser consumida, el agua mineral es directamente embotellada del sitio donde proviene.

Las marcas más populares son:

  • Perrier, que vende alrededor de 204.26 millones de dólares al año.
  • La Croix, que vende 176.49 millones de dólares al año.
  • San Pellegrino, la cual vende  118.31 millones de dólares  al año.

Sin embargo, te presentamos cinco aguas, no tan comerciales que por sus propiedades, historia y origen se colocan en un nivel superior de exclusividad.

Badoit

Originaria de 1778, esta agua se obtiene de manera natural del manantial Saint Gaimier, ubicado en un pequeño pueblo al sur de Francia.

El agua pasa por un prolongado proceso para obtener su sabor tan especial. Primero se encuentra a 153 metros por debajo del suelo de granito que se dota de forma natural con gas de dióxido de carbono. A medida que viaja a través de diversos estratos, adquiere su brillo, su finura y sus propiedades minerales únicas. Brota a una temperatura constante de 16 ° C y los elementos que la hacen tan rica son: magnesio (80 mg / L), calcio (153 mg / L), fluoruro y, sobre todo, bicarbonatos valiosos (1,250 mg / L).

Tiene una textura muy singular y sus burbujas son finas pero energéticas, lo que le da un sabor aromático y especial.

Se sirve en una botella de vidrio con letras en su tradicional color verde. El vidrio indispensable para su almacenamiento porque hace que perdure el sabor y la frescura por más tiempo.

20120411_162354

 

Antipodes

Esta firma procede de un acuífero de Whakatane en Nueva Zelanda, que es el más profundo y de mejor calidad del país. Aquí permanece 50 años bajo 372 metros de tierra antes de ser embotellada, dado que la enorme presión que se crea a esa profundidad evita cualquier impureza. Tiene un sistema de saturación que le añade CO2 de alta calidad a la bebida, lo que produce una burbuja fina.

Al igual que la marca anterior, se embotella en vidrio para que conserve la calidad. El diseño de la botella es simple y limpio, reflejando su pureza tanto por fuera como por dentro.

content_us02

Smeraldina

El agua proviene de la Isla Sardina en Italia, llamada “Isla de los Centenarios”, ya que se se dice que aquí la gente es más sana y vive por más tiempo. El líquido se obtiene de una zona prístina, que está a 1000 pies bajo tierra, debajo del “Monte de Dios”. A través de los años se filtra sola por las rocas de granito y no pasa por ningún proceso químico.

El agua tiene excelentes propiedades organolépticas y es rica en sales minerales preciosas que le dan una luminosidad natural.

531c605d-d4cd-4f66-94b2-def39e2fcf2c

También te puede interesar: Stella Artois combate la crisis mundial de agua

Bling H20

El agua más cara del mundo en 2006 (Forbes) definitivamente es una inversión que vale la pena. Fue creada por Kevin Boyd, un escritor y productor de Hollywood, y la mayoría de sus clientes son celebridades como Oprah y Mariah Carey

El agua es extraída a más de 800 metros de profundidad de un manantial en Smokey Mountains (Estados Unidos). Además tiene un proceso de purificación de nueve pasos, que incluye ozono, rayos ultra violeta y micro purificación. Estos pasos aseguran una máxima pureza.

Su botella está decorada a mano y tiene cristales de Swarovski, además de una tapa de corcho. Son reusables, por lo que se pueden volver a llenar con este líquido purificado a detalle.

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-13-13-39

Finé

A 600 metros bajo la tierra en Japón es donde descansa este líquido que tardó miles de años en crearse. Por ello el agua es rica en minerales, es pura y está libre de contaminantes.

Es procedente de un acuífero virgen situado muy por debajo del cinturón volcánico Fuji, por lo que tiene un sabor distintivo y sutil. Debido a sus orígenes antiguos, nunca entra en contacto con los contaminantes de origen humano, que pueden afectar fácilmente a las aguas minerales.

Desde su debut internacional en 2005, Finé ha florecido como una marca elegante y sofisticada.

finel

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Agua armonizada, la nueva llave para el organismo
Por

El agua es un recurso natural indispensable para la vida, tan solo los seres humanos somos –en porcentaje- entre un 55 y...