En Troncones, el silencio nocturno es casi total. Sólo es arrullado por el romper de las olas contra una línea de rocas que emerge en la oscuridad alentando el nacimiento de una suerte de encaje marino que embellece las faldas de una propiedad singular: Lo Sereno, hotel boutique ubicado en Troncones, Guerrrero, justo al pie del Océano Pacífico y en las faldas de la Sierra Madre del Sur.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

Las 10 habitaciones de la propiedad son punto de partida para cumplir agendas de ensueño, que incluyen, invariablemente, una parada en una elegante alberca contigua a la playa, espacio que al atardecer se convierte en mirador de los atardeceres inolvidables característicos del Pacífico.

También te puede interesar:

Avistamiento de orcas, una experiencia legendaria en la isla de Vancouver

Estos son los 10 destinos turísticos nacionales más buscados para el otoño

Valle del Loira, un destino para comérselo

Hotel Boutique Lo Sereno 3
Foto: Chris Adman, Lo Sereno.

En este punto convergen los vientos marinos con un rumor verdoso que escapa de las montañas pintadas de un tono esmeralda que exhibe su fertilidad. Y en la orilla de la playa, hasta la simple contemplación del universo se antoja capaz de borrar de tajo cualquier reminiscencia del mundo contemporáneo. Aquí no hay prisas; aquí, el encuentro con lo auténtico se materializa desde el check in inicial.

Hotel Boutique Lo Sereno 2
Foto: Chris Adman, Lo Sereno.

Algunos vestigios naturales, como troncos, rocas y conchas impregnados de espuma y arena, se erigen como testimonios del carácter indómito de la naturaleza y revelan siluetas fantásticas al paso, con gran espontaneidad.

De regreso a la habitación, a punto de tomar una ducha a cielo abierto, se confirma cómo el silencio nocturno vuelve a rodearlo todo.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Chichen Itza
Los siete países con mayor Patrimonio de la Humanidad
Por

Italia, China y Alemania encabezan la lista de países con más Patrimonio de la Humanidad según la Unesco. Este mismo año...