El champagne oficial en la celebración de la Fórmula 1 innova con la primera botella conectada de manera digital en colaboración con Mark Ronson.

Durante más de diez años, G. H. MUMM ha sido un referente en la ceremonia de la victoria de las competiciones de la Fórmula 1, y el Gran Premio de México no será excepción. Como parte del regreso a tierra azteca la maison lanza la Jeroboam, una edición especial de su emblemática botella que será entregada al ganador.

No obstante, esta  botella no es como cualquier otra. Su diseño incluye adelantos tecnológicos que destapan una celebración llena de luz y sonido… y no es en sentido figurado. El corcho tiene un sensor que en el momento exacto en el que la botella es abierta éste enciende los sistemas de audio e iluminación del lugar, transportando así a los asistentes a un sitio ambientado y personalizado para celebrar a lo grande.

Para mostrar esta nueva edición, la maison realizó una exclusiva fiesta en la víspera del Gran Premio de Mónaco a bordo de un yate privado y que tuvo como invitados al músico de origen británico, Mark Ronson, a las modelos Cara y Poppy Delvigne y al ex piloto y ganador de carreras, Eddie Jordan.

Ronson aseguró que el lanzamiento de esta botella y la entrega de la Jeroboam a Rosberg en el Gran Premio de Mónaco fue una experiencia increíble, ya que reconoce que fue una fuente de inspiración, pues ser parte de “hacer estallar el corcho de la botella de Mumm fue un gran momento de celebración.”

Para mayor información:

ghmumm.com/en

@GHMUMM

#Mumm

#DareWinCelebrate

 

Siguientes artículos

La compleja fórmula del lujo atemporal
Por

La atemporalidad de las clásicas marcas de lujo lleva implícita la necesidad de una continua reinterpretación de su ADN...