Pese a los buenos deseos de muchas personas por realizar ejercicio, sobre todo durante este periodo de confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19, lo cierto es que les cuesta trabajo mantenerse motivadas para hacer alguna actividad física.

Esta situación es más visible a principios del año cuando la lista de deseos casi siempre incluye realizar ejercicio, ir al gimnasio o empezar a correr. Sin embargo, pasadas las dos primeras semanas de enero la motivación para ello comienza a decaer.

El peor momento es justamente esos primeros minutos cuando se comienza a llevar a cabo una actividad física y le pides a tu cuerpo que se empiece a mover. Simplemente, las personas preferirían seguir sentadas o hacer algo que parezca más divertido.

DESCUBRE:

Runners: Te decimos cómo elegir los mejores tenis

Gimnasios se reinventan para seguir acompañando tus entrenamientos

Realizar ejercicios
Foto: Gervyn Louis/Unsplash.

Por esta razón Kim Lowry, dietista deportiva del Hospital Houston Methodist ofreció, a través de un comunicado, algunos consejos que permitirán ver que al menos esos largos entrenamientos están dando resultados en tu cuerpo y tu salud. Con este objetivo se deben revisar los hábitos previos a realizar ejercicio.

Los principales comportamientos que pueden tener un impacto negativo en el rendimiento de las personas son tres: lo que comes, cómo te recuperas y cuánto duermes, agregó.

Ejercicio
Foto: kike vega/Unsplash.

Esto es importante tenerlo en cuenta porque si no ingieres los alimentos adecuados y no duermes las horas suficientes, simplemente, no tendrás la energía necesaria para realizar ejercicio.

“Uno de los errores más fáciles de cometer es equivocarte en el horario de las comidas y comenzar el entrenamiento en ayunas, estos provoca que haya un mayor desgaste tanto físico como mental.”

Gimnasios
Foto: Gordon Cowie/Unsplash.

Por esta razón, lo ideal es hacer una comida balanceada alrededor de tres a cuatro horas antes del entrenamiento. Ésta debe incluir:

  • Carbohidratos complejos: avena, quinoa o papas.
  • Verduras coloridas: pimientos, zanahorias o jitomates.
  • Proteína magra: pollo, yogurt natural o huevos.
Realizar ejercicios
Foto: PxHere.

Si la rutina es de alta intensidad se recomienda que una hora antes ingieras carbohidratos simples, como una fruta o granola, para complementar tu reserva de energías.

De esta forma tendrás más ánimos y encontrarás mayor motivación para realizar ejercicio todos los días.

También te puede interesar: 5 beneficios de beber agua para nuestro cuerpo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí