El prestigio que han construido a lo largo de su historia los mejores boarding schools del orbe se fortalece ahora con una visión audaz y de largo plazo. En estos internados se fomenta el espíritu de descubrimiento entre las nuevas generaciones, al tiempo que se incentiva el desarrollo de sus habilidades para el futuro profesional. Así, estos sitios se convierten en verdaderos destinos experienciales.

Con ubicaciones excepcionales en Suiza, estas instituciones han contribuido en la formación académica de miembros de la realeza y personalidades de todos los ámbitos. En el contexto derivado de la pandemia, cabe preguntarnos sobre los cambios que se han gestado en los centros educativos más distinguidos del planeta. Descubramos la respuesta.

LE ROSEY

Con una historia de 141 años, es uno los más sólidos referentes educativos para la élite social de todo el mundo. Su campus, situado en los pintorescos alrededores de Rolle, se extiende sobre un terreno de 28 hectáreas, donde árboles seculares rodean las pensiones y los campos deportivos.

El campus invernal con chalés propios de Le Rosey se ubica en Gstaad, una de las localidades de montaña más bellas de Suiza. Foto. ©Institut Le Rosey.

También te puede interesar:

Suiza retira a México de su lista de países en riesgo por Covid-19

Para Christophe Gudin, director general del instituto, la contingencia
por coronavirus representó una lección importante:

“Hoy somos más conscientes de que aprender en un entorno en el cual los alumnos tienen acceso directo a sus profesores y a sus compañeros de clase es importante para el aprendizaje y el bienestar de niños y jóvenes”.

Con esa perspectiva, la institución ha comenzado a redefinir los horarios diarios en busca del máximo aprovechamiento del nuevo edificio que albergará más aulas, laboratorios de ciencias y un espacio dedicado al emprendimiento, con verdaderas start-ups locales en residencia.

En exclusiva para Forbes LiFe, Gudin comenta que el objetivo es responder a las necesidades de enseñanza del mañana, con espacios modulares y versátiles que faciliten la implementación de nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial. Ello, sin olvidar los espacios para el estudio individual y el trabajo colaborativo

Educación élite
Le Rosey cuenta con una sala de conciertos de 900 asientos, idónea para conferencias, obras de teatro, musicales y toda actividad que satisfaga el apetito cultural de sus estudiantes.
Foto. ©Institut Le Rosey.

“Para nosotros, la educación debe abarcar el desarrollo deportivo y artístico del alumno, porque estimula su capacidad de trabajar en equipo, de entender al otro, de comunicar. Es la mejor manera de desarrollar todos sus talentos”, expone Gudin, y realza que el ADN del instituto acoge el encuentro de culturas, lenguas y diferentes maneras de pensar; ello fomenta tolerancia y curiosidad intelectual en los ‘roseanos’.

A futuro, Le Rosey podrá acoger hasta 500 estudiantes. Su crecimiento incluye la colaboración estrecha con el internado más moderno y joven de Suiza, Le Régent International School, en Crans-Montana. Además, ha expandido la experiencia educacional en su nuevo campus satélite, ubicado en las colinas de Chyulu, en Kenia, donde los alumnos viven el ecoturismo sostenible y crean su propio proyecto de conservación.

BEAU SOLEIL

La filosofía que estableció en sus inicios, en 1910, sigue siendo parte de su carácter. Desde los primeros días de su estancia en el colegio, los alumnos experimentan un viaje educativo holístico. Su ubicación, en Villars-sur-Ollon, en el corazón de los Alpes suizos, contribuye, en gran medida, a ese cometido, al brindar un entorno inspirador.

Foto: ©Beau Soleil College Alpin International

Las actividades de montaña proporcionan el escenario perfecto para
el desafío
, y el carácter desarrollado se traduce en un mejor rendimiento en el aula y en todos los aspectos en la vida de los estudiantes”, comenta en exclusiva Kirsty Arnison, directora de Marketing de Beau Soleil.

Lo anterior en referencia a los School Challenges, que son parte de la historia del colegio y de los cuales se realizan siete desafíos a lo largo del año escolar. Si bien la finalidad es que cada estudiante participe, haga su mejor esfuerzo y se enorgullezca de sus propios logros, los estudiantes más competitivos buscan ganar el Challenge Championship, un encuentro reñido en el que los estudiantes y el personal se esfuerzan por alcanzar la gloria individual y la supremacía del equipo.

internados de prestigio
Foto. ©Beau Soleil College Alpin International.

“Hemos aprendido que la voluntad y el atrevimiento se revelan en las dificultades. Los líderes del futuro que estamos formando habrán experimentado y superado retos académicos, sociales, físicos, mentales, y habrán aprendido a confiar en los demás”.

Kirsty Arnison, directora de Marketing de Beau Soleil

Arnison se muestra orgullosa de expresar cómo esta filosofía se confirmó a través de las acciones que emprendió el colegio para asegurar la continuidad de la educación en los primeros meses de la pandemia.

“La temprana adopción de un entorno escolar virtual abrió un mundo de posibilidades para el aprendizaje. Estamos seguros, sin embargo, de que la interacción cara a cara es crucial para que nuestros estudiantes se fortalezcan con el trabajo en equipo, den pasos adelante y lideren cuando una situación lo exija”, afirma convencida.

Foto: ©Beau Soleil College Alpin International

El campus ha crecido para incorporar la última tecnología en cada aula. Además, cuenta con instalaciones deportivas y espacios para el diseño, la música, la danza, el yoga y el teatro.

“La pandemia nos ha hecho aun más creativos a la hora de dar vida a nuestro campus, con experiencias que en un año ordinario habrían tenido lugar fuera del sitio. Por ejemplo, comenzamos una nueva tradición de llevar food trucks al campus para dar a los estudiantes la oportunidad de disfrutar una experiencia de restaurante con sus amigos en un ambiente cuidadosamente administrado. Esta actividad ha tenido gran éxito. También nos hemos centrado en las actividades de bienestar”, finaliza.

AIGLON

Su programa de actividades está diseñado para alentar a los estudiantes a realizar actividades que promuevan el desarrollo equilibrado de la mente, el cuerpo y el espíritu. Su fundador, John Corlette, consideró que una práctica de meditación estructurada era esencial para el desarrollo de estudiantes y profesores por igual, y trabajó para inculcar métodos que enriquecieran al estudiante en su totalidad.

Internados de prestigio
El sistema House es sello distintivo de una educación al estilo británico.
En el campus de Aiglon, en la cima de una montaña de la localidad suiza de Chesières, hay nueve casas en total. Foto. DATI Photography. ©AIGLON Switzerland.

En la actualidad, este enfoque ha adquirido una relevancia todavía
mayor. La meditación matutina ofrece una oportunidad para la reflexión transformadora. Comienza y termina con un periodo de silencio y luego se presenta una única idea, que crece con la consideración personal del estudiante y la lleva consigo durante el resto del día.

Lo que los estudiantes de Aiglon obtienen de las meditaciones “es una sensación de introspección silenciosa y centrada”. Los horizontes se amplían dentro de un espacio seguro y los estudiantes tienen el poder de explorar sus propios pensamientos sobre nuevas ideas o emprender direcciones para investigar más a fondo.

Foto. Joe McGorty, ©AIGLON Switzerland.

Las meditaciones se enfocan en la esencia con una práctica para continuar en la vida más allá del muy exclusivo colegio. Los estudiantes desarrollan
una comprensión profunda de sus responsabilidades
, tanto en lo individual como con la sociedad, y que pueden ser una fuerza positiva en el mundo.

“Los estudiantes que egresan del colegio suelen ser seguros, sociables, dinámicos, emprendedores y empáticos. Intentan hacer cosas nuevas; plantean preguntas; se atreven”.

Nicola Sparrow, directora de AIGLON Switzerland.

Reputación en ascenso

El interés que despiertan estos colegios está estrechamente ligado a su tradición, excelencia académica y filosofía. Con la pandemia, ese interés se ha multiplicado por la seguridad y ventajas que ofrecen.

“Los internados de prestigio funcionan como una burbuja porque, además de tener grupos reducidos de alumnos, cuentan con personal fijo y mucho espacio al aire libre. El contacto con el exterior es muy controlado”.

Asegura Nashiely Uriza, consultora en educación internacional y fundadora de EduLynks.

La transición de las aulas físicas a las lecciones completamente en línea, a raíz de la contingencia sanitaria, generó un gran desconcierto para niños, jóvenes, padres de familia e, incluso, maestros en todo el mundo. La socialización, refiere la especialista, es vital para el desarrollo intelectual, y es evidente que los boarding schools en Suiza saben a la perfección lo que esto significa.

Artículo originalmente publicado en la edición print de Forbes México. Mayo 2021.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Museos Zacatecas
Zacatecas: Un legado cultural por descubrir a través de sus museos
Por

La nombrada ‘Capital Americana de la Cultura’ resguarda una vasta obra de afamados artistas y culturas ancestrales.