Cuando a fines de los 80´s el cantante, actor, director y productor cinematográfico norteamericano Will Smith comenzó su carrera musical junto a Dj Jazzy Jeff en la piel de The Fresh Prince of Bel Air, jamás habría imaginado que una de sus producciones alcanzaría 36 millones de views en YouTube en tan sólo 18 días.  Así es, el hitazo “Está Rico” junto a los boricuas Marc Anthony y Bad Bunny accedió al puesto 7 del Billboard Hot Latin chart a la semana de ser lanzado en ocasión de los 50 años del legendario actor.

Pero esto no se trata de una mera casualidad, tras cuatro álbumes de estudio, que incluyeron una docena de singles, entre ellos el megahit del filme Men in Black, que fue número uno en Australia, Bélgica, Alemania, Nueva Zelanda, Suiza y el Reino Unido en 1997, considerado como su ´relanzamiento´ musical tras abandonar la corona del Fresh Prince of Bel Air, las cosas no han sido tan fáciles para Smith a lo largo de esta faceta de su exitosa carrera. Pero ahondemos en esta situación… Muchos de nuestros lectores saben lo difícil y maleable que es la industria musical, y tener un número uno no es algo librado a la suerte o a la popularidad de quien se ponga tras el micrófono y Smith bien lo supo desde el inicio de su trayectoria al decidir alternar su carrera discográfica con la de la pantalla grande.
La fórmula del ´97 tuvo su correlato de número 1 al año siguiente cuando lanzó Getting Jiggy with it. Y este fue el punto de partida que dio vida a la idea de escribir estas líneas.

Como sabemos, el rap se trata básicamente de ´samplear o muestrear´pedazos de canciones famosas o no tanto, con la cual los rappers como Smith dejan volar su imaginación a través de rimas y algún estribillo o leit motiv principal. Men in Black se hizo en base a “Forget me nots” de Patrice Rushen de 1982 -usado por George Michael en el megahit Fast Love un año antes- y Getting Jiggy with it con una muestra del inicio de Sister Sledge “He is the greatest dancer” de 1979.
De ahí  Smith comenzó comenzó su desvarío musical, porque no es lo mismo armar una canción sobre el sample de un megahit que trazar una armonía e instrumentación de forma original. Pese a eso, su siguiente hit “Wild Wild West”, banda de sonido de la película homónima logró el número uno sólo en Estados Unidos, siendo prácticamente un fracaso en el resto del mundo. Sin duda el cantante aprendió la lección, que no es lo mismo ser número uno en el cine a alcanzar el tope de las listas en las preferencias musicales globales.

En los años siguientes despuntó su vicio musical con infructuosos singles en 2000, 2002 y 2005 y 2017, pero dicen que las pasiones son irrefrenables en la vida de los seres humanos y más en la del talentoso actor. Y así fue en el 2018 volvió a la arena musical con “Está Rico” junto a sus ´partners in crime´ Marc Anthony y el ídolo del trap Bad Bunny, en síntesis, tras 13 años de un ayuno musical que muy bien le ha sentado en estilo, ritmo y líricas.
De “Está Rico”, vaticinamos que pronto alcanzará el número uno del Hot Latin Chart, porque se trata de una canción de estructura moderna -estribillo, rap #1 (Smith) y rap #2 (Bad Bunny) con un beat basado en la ´bass music´ actual -sutil mixtura entre moombathon acelerado, UK Garage y un ´drop´ Trap que lleva el track a otro nivel- con un estribillo escueto, pegadizo y por demás potente a cargo de Marc Anthony.

PUBLICIDAD

Lee también: Cinco festivales musicales que debes visitar al menos una vez en la vida

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí