Por Alejandro Medina

El comercio electrónico registró, en 2016, un crecimiento de alrededor de 28% en México, y un valor superior a los 329,000 millones de pesos (mdp), de acuerdo con la Asociación de Internet.mx. Hoy, tres de cada cuatro cibernautas mexicanos han hecho alguna compra en línea.

El hecho ha significado una gran oportunidad para un buen número de compañías, pero también un desafío, pues han tenido que reforzar las capacidades de sus centros de distribución debido a la demanda.

Pero esta explosión genera pérdidas en estos centros por hasta 400,000 dólares anuales, precisamente por la falta de capacidad para entregar todas las compras, indica una evaluación hecha en conjunto por Honeywell y YouGov.

PUBLICIDAD

Fortna es una de las compañías que busca una solución a este problema. Nacida originalmente como empresa de desarrollo de vehículos montacargas, esta firma estadounidense trabaja desde hace 25 años en los centros.

Así lo explica Juan Sebastián Arroyo, CEO de la compañía en México, quien lleva tres años aquí liderando esos esfuerzos. “América Latina entra en el portafolio de Fortna en 2010, luego de que la empresa mirara a esta zona y a África como dos mercados en los que buscaban evaluar la posibilidad de hacer negocio”, cuenta el ejecutivo.

Su primera parada en esta región fue Colombia, donde hizo la primera implementación de un centro de distribución en Latinoamérica.

Totto, compañía que fabrica mochilas y bolsos, sufría para dar salida no sólo a los pedidos que recibía online, sino que también estaba por iniciar un proceso de expansión hacia nuevos destinos. Sin embargo, su área logística, encargada de sus centros de distribución, tenía problemas hasta para encontrar sus productos en el almacén, por lo que entraron en contacto con Fortna para crear un nuevo centro de 26,000 m2 e integrar ahí todos los centros que tenían en funcionamiento.

De esta manera, la compañía empezó a procesar pedidos 400 veces más rápido que antes. A nivel global, entre sus clientes también están marcas como New Era, Asics y The Vitamin Shoppe.

En suelo mexicano

Una vez establecida en Colombia, Fortna dio el salto a México. Esto sucedió en 2014, con un plan enfocado en concretar, en menos de tres años, la implementación de un gran centro de distribución, señala Arroyo, como pasó en el país cafetalero.

“Abrimos [en] México con un objetivo sencillo [sobre todo, de análisis y planeación]: entender a todos los jugadores del mercado que pudieran requerir de nuestro servicio, y establecer una relación estrecha con ellos”, menciona.

Entre sus clientes han estado empresas como Coppel, con la que trabajaron en la mejora de procesos internos para solventar su entrada en el e-commerce, Nadro, para quien elaboraron estudios estratégicos de desempeño de sus centros, y Devlyn, con la cual participaron en el proceso de planeación de su nuevo centro logístico.

Te puede interesar: Femsa Comercio sigue sin poder reproducir el éxito de Oxxo

Fortna saltó a México, con un plan enfocado en concretar, en menos de tres años, la implementación de un gran centro de distribución. Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México

Pero su hit llegó apenas este año, cuando cerraron negociaciones con Oxxo para ser los encargados de renovar sus centros de distribución con apoyo de la tecnología.

“El caso de Oxxo no tiene que ver directamente con e-commerce, sino que se trata de una compañía con redes de distribución muy complejas que se tienen que cuadrar para favorecer las ventas de un buen número de productos”, explica Arroyo. “Nosotros vamos a trabajar con ellos para hacer esta integración con ayuda de distintas innovaciones”.

Este proyecto que empieza a trabajar Arroyo y que durará, al menos, tres años, significará precisamente esa primera implementación grande que se habían propuesto conseguir.

Los nuevos centros

Lograr la apertura o renovación de un centro de distribución no es cualquier cosa. Además de todo lo que conlleva en materia de planeación y desarrollo, conseguir que el área de finanzas avale un proyecto de esta naturaleza es una tarea titánica, ya que estos proyectos pueden llegar a requerir más de 500 millones de pesos (mdp) de inversión.

De hecho, 35% de los proyectos que las empresas inician en esta materia no pasan ni siquiera su etapa inicial de propuesta, debido a que son frenados por el área financiera, explica el director de Fortna México.

Te puede interesar: E-commerce en México vs. e-commerce global

Sin embargo, para aquellas empresas que avalan la creación o renovación de sus centros de distribución, antes de pensar en cualquier tipo de maquinaria, el mayor enfoque que deben tener está en ver más allá del tiempo que les llevará concretar su construcción, recomienda Arroyo.

“Los proyectos de logística suelen tener ciclos de desarrollo muy largos, de año y medio o dos años, por lo que las empresas deben de mirar hacia adelante de esta etapa en cuanto a lo que están buscando; su proyección debe ser muy sólida, pues, de lo contrario, puede suceder que, cuando empiecen a operar, lo que habían pensado ya esté obsoleto”, advierte.

El enfoque tecnológico es prioritario, sobre todo en la capacidad de dar salida a todas las solicitudes que lleguen vía e-commerce. Lo esencial debe ser conseguir cada vez una mayor automatización en los procesos y apoyarse en los empleados para labores de continuidad e inspección.

Amazon es un ejemplo claro de esto. La compañía colocó 15,000 robots en sus centros de distribución, mismos que le permitieron mover paquetes al doble de velocidad, conseguir una mayor densidad en almacenaje y bajar hasta 20% sus costos operativos.

Otra innovación tecnológica que ayuda a dar salida a los pedidos numerosos y constantes son los wearables, los cuales permiten a los trabajadores tener información directa de los pedidos que se hacen, pudiendo accionar el envío más rápido. Mientras más innovaciones funcionales, mejores resultados, comenta el directivo.

“La automatización de los centros de distribución es necesaria; sin embargo, no se trata sólo de meter tecnología por meterla, sino de dar sentido a la cadena logística”, aclara.

Finalmente, necesitan obligatoriamente apoyarse en sistemas de digitalización de procesos, con el objetivo de tener integrada en una misma plataforma toda su cadena logística, recomienda Arroyo. Esto ayudará a encontrar más rápido los puntos de riesgo, además de que ofrecerá información clave para reforzar su desempeño.

Te puede interesar: Oxxo ahora va también por usuarios del Metro de la CDMX

Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México.

Números del e-commerce

500 mdp Es la inversión promedio que se necesita para abrir un nuevo centro de distribución.

400,000 dólares es lo que pierden, cada año, las empresas cuyos centros de distribución no tienen capacidad para sostenerse en el e-commerce.

35% es la proporción de proyectos enfocados en renovar o abrir centros de distribución, pero que no pasan ni siquiera su etapa de presentación por el costo financiero.

15,000 es el número de robots que colocó Amazon en sus centros de distribución para fortalecer su operación.

 

Siguientes artículos

cr7-suite
Cristiano Ronaldo se alía con Pestana para expandir su negocio hotelero
Por

El futbolista se unió a la mayor cadena hotelera de su país, en espera de abrirse a nuevos mercados en Asia y fortalecer...