Los dos principales grupos gasolineros de México manifestaron posturas opuestas sobre el regulador energético y ambiental del país.

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) denunció supuestos actos de corrupción en la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA), en una carta para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y la secretaria de Energía, Rocío Nahle, con fecha del 6 de febrero de 2019.

La asociación que preside Pablo González reveló que la CRE y ASEA han propiciado y promovido un marco de corrupción con la creación de grupos de empresas para la gestión de permisos “de todo tipo”; asesoría en regulación energética; laboratorios de calidad de gasolinas; unidades de verificación; técnicos especializados; dictaminadores de procesos; terceros autorizados y empresas certificadoras.

“Estos servicios son autorizados por la ASEA y CRE en convocatorias amañandas, con escasa concurrencia de agentes económicos, generalmente para amigos y aliados con la autoridad, es un cuello de botella que encarece el costo de todas estas certificaciones”, denunció el grupo empresarial.

PUBLICIDAD

Después de que se difundiera esta postura, la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) lamentó en un comunicado que el debilitamiento del perfil público y confianza en la CRE quiera ser aprovechado “oportunistamente” desde una asociación empresarial.

“En todo momento la Onexpo se ha pronunciado por la importancia de los órganos reguladores, como lo son la CRE y la ASEA, que permiten cada una conforme su competencia, diferentes propuestas de valor, las empresas compitan bajo las mismas reglas y es mediante procesos transparentes”, declaró el grupo que preside Roberto Díaz de León.

“Esto no es de ahorita. No es oportunismo”, respondió vía telefónica a Forbes México González Córdova, quien aclaró que desde hace más de año ha manifestado esta postura, y añadió que será el presidente quien tome en consideración o no su denuncia.

Onexpo reconoció la seriedad y profesionalismo en las actividades de la CRE, aún cuando en casos regulatorios específicos han tenido puntos de vista distintos e incluso convergentes.

Ambas posturas aparecen en medio de un enfrentamiento entre el regulador energético y el presidente de México, después de que el comisionado presidente, Guillermo García Alcocer, criticara la falta de especialistas en el sector eléctrico en las cuatro ternas que envió López Obrador al Senado.

Este choque ha involucrado a instituciones como la Secretaría de la Función Pública y Hacienda para indagar en un supuesto conflicto de interés del comisionado y dos familiares en empresas del sector.

Aquí los detalles: Presidente de la CRE pide audiencia con López Obrador

Onexpo dijo que aglutina a 8,000 estaciones pertenecientes a sus asociados en México, mientras que Amegas mencionó que cuenta con agremiados que concentran 7,500 de estaciones de servicio a lo largo del país.

La denuncia de Amegas

Amegas envió al presidente y titular de Sener un documento de 27 páginas en el que calificó como “evidente” la omisión de la ASEA y CRE de no emitir durante cinco años de su gestión disposiciones técnicas, reglamentarias y de regulación para una administración adecuada de la integridad de ductos y poliductos.

“La ASEA y CRE sabían del huachicol desde se tiempo y no hicieron absolutamente nada”, afirmó Amegas en el documento.

También mencionó que no hubo normas oficiales mexicanas para la medición de barriles de las seis refinerías del país.

“No hubo medición ni control de los volúmenes de petrolíferos que se transportaban por los poliductos. Nunca hubo una razón por la que la CRE no imponía los parámetros y protocolos internacionales de la medición de los petrolíferos”.

Amegas calificó como una “aberración” que la CRE aplicó una regulación asimétrica plasmada en la ley de hirodcarburos para que 70% de los contratos de la franquicia Pemex fueran cedidos a nuevos operadores de gasolineras extranjeras para que, periodicamente, solo quedara 10% de las estaciones de servicio de la franquicia de la empresa productiva del Estado.

Amegas detalló que el costo regulatorio de la SEA y CRE a gasolineras es de aproximadamente 2.2 millones anuales por al menos 10 conceptos.

“Es una traición a la Patria, lo desarrollado por la CRE para liquidar las 12,000 gasolineras de México, con el fin de entregárselas como chatarra a los extranjeros”, expuso el grupo en el documento.

La Secretaría de la Función Pública dijo en un comunicado que se está atendiendo la denuncia por posible corrupción en contra de la CRE y ASEA en contra de las estacioens de servicio.

El grupo gasolinero recordó que si bien la CRE fue creada el 4 de octubre de 1993, fue hasta agosto de 2014 cuado se publicaron las leyes secundarias en mateira energética, bajo los lineamientos de la ley de los órganos reguladores coordinados en materia energética (LORCME) y la ley de hidrocarburos para los petrolíferos, gasolinas y diésel.

Amegas pidió la destitución de los titulares de la CRE y la ASEA “por su incapacidad manifiesta para regular y normalizar el mercado energético nacional”, según una carta dirigida a Andrés Manuel López Obrador y la secretaría de Energía, Rocío Nahle, con fecha del 6 de febrero.

Forbes México buscó al regulador que preside García Alcocer pero la institución declinó dar un comentario.

Lee también: Reguladores deben impulsar el desarrollo más que ser frenos de la inversión: Slim

 

Siguientes artículos

La cerveza, de los productos más consumidos
Por

Un vaso de cerveza de 200ml aporta 125 calorías, 40kc menos que una copa de vino, Sumado a esto, la industria mexicana h...