El gobierno mexicano analiza licitar áreas con potencial para extraer gas shale durante 2018.

“Seguimos evaluando. Nos interesa. Más de la mitad del potencial mexicano está en esas zonas (de Tamaulipas). No hemos tirado la toalla”, detalló el subsecretario de hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), Aldo Flores, durante la cátedra gas natural Fenosa.

El funcionario mencionó que habían pospuesto el análisis para licitaciones de este hidrocarburo  porque faltaba la regulación de distintas instituciones como Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Faltaba que esa regulación tuviera un eco en las rutinas de estas instituciones. En eso están”, agregó.

PUBLICIDAD

México ocupa el sexto lugar del mundo con recursos no probados, pero técnicamente recuperables de gas de esquisto o lutita (shale) —545 billones de pies cúbicos—, solo detrás de China, Argentina, Algeria, Estados Unidos y Canadá, según los últimos datos disponibles de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés).

Durante su participación, Flores recordó que la industria de shale en Estados Unidos trazaba sus proyectos con un margen de 80 dólares por cada barril, pero la crisis energética que comenzó en 2014 obligó a las empresas que querían sobrevivir a obtener eficiencias de 30 dólares por barril.

La oportunidad de licitaciones se cruza con el proceso electoral para decidir quién será el futuro presidente de México, situación que ha generado incertidumbre mientras el líder de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, ha prometido un referéndum nacional para decidir si continúa o no con la reforma energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Flores precisó que cuando vean que la regulación está anclada entre las dependencias y sus distintas reponsabilidades podrán lanzarla.

“Ya tenemos mucha experiencia acumulada que nos permite hacerlo bien”.

El subsecretario recordó que Petróleos Mexicanos (Pemex) ya ha experimentado con fracturamiento hidráulico para producir gas shale.

El 13 de octubre de 2016, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aprobó, sin marco legal, cinco acciones de fracking de Pemex en Miquetla, Miahuapan, Soledad, Amatitlán y Pitepec, Veracruz. La acción fue criticada por académicos debido a que la regulación no estaba lista.

Aquí la información completa: Gas shale, un mal negocio para México

El gas shale es, en términos llanos, gas natural que está atrapado en rocas muy apretadas Para extraerlo, la industria energética ha recurrido al fracking, una técnica de perforación horizontal que inyecta arena, agua y químicos para obtener el hidrocarburo.

 

 

Siguientes artículos

Ahora Canadá se resiste a llegar a un acuerdo para el TPP-11
Por

Canadá quiere garantizar la protección a su industria cultural en la firma del acuerdo del nuevo Tratado de Asociación T...