El gobierno griego pidió a municipios y entidades públicas apoyo económico para enfrentar la crisis de liquidez. Al mismo tiempo, Atenas se vio obligado a usar un fondo de emergencia del FMI para realizar un pago de sus deudas. 

 

Reuters

PUBLICIDAD

ATENAS, Grecia.  Atenas recibió 600 millones de euros (673.5 millones de dólares) de municipalidades y otras entidades públicas tras la implementación de una norma reciente que busca ayudar a enfrentar la crisis de liquidez que atraviesa el país, dijo el portavoz del gobierno griego.

“Hasta ayer (lunes), los gobiernos locales han transferido 64.5 millones de euros y otros organismos de las administraciones públicas (transfirieron) 535.8 millones al Banco de Grecia, un total de 600.3 millones” dijo Gabriel Sakellaridis en un comunicado.

Grecia ha pedido a municipalidades y entidades públicas que transfieran las reservas de efectivo disponibles al Banco de Grecia para dar financiamiento a corto plazo al Estado a través de acuerdos de recompra.

Al mismo tiempo, Grecia recurrió a reservas de emergencia que tiene en su cuenta en el Fondo Monetario Internacional (FMI) para realizar un pago crucial de deudas por 750 millones de euros (839 millones de dólares) al fondo el lunes 11 de mayo, según dos funcionarios del gobierno.

Con Atenas cerca de quedarse sin dinero y aún sin alcanzar un acuerdo con sus acreedores internacionales, hubo dudas respecto a si el gobierno de izquierda pagaría al FMI u optaría por ahorrar dinero para pagar salarios y pensiones más tarde este mes.

Los países miembros del FMI tienen dos cuentas en el fondo: una donde depositan sus cuotas anuales y otra que puede ser usada para emergencias.

Un funcionario dijo a Reuters que Atenas usó alrededor de 650 millones de euros de la cuenta de emergencia para realizar el pago.

“Hicimos uso del dinero en nuestra cuenta en el fondo”, comentó el funcionario, que solicitó el anonimato. “El Gobierno también usó alrededor de 100 millones (de euros) de sus reservas en dinero”, agregó.

El pago, realizado con un día de anticipación, calmó los temores inmediatos de un default griego, pero el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis dijo el lunes que la situación de liquidez era “terriblemente urgente” y que se necesita un acuerdo para liberar más fondos en las próximas dos semanas.

Un segundo funcionario griego afirmó el martes que las reservas a las que recurrió el gobierno deben ser reabastecidas en la cuenta en el FMI “en varias semanas”.

Tras cambios legislativos, Grecia recolectó 600 millones de euros de gobiernos locales y otros dineros de entidades públicas para ayudarle a lidiar con la falta de liquidez, dijo el martes el portavoz del gobierno.

 

Siguientes artículos

Confianza de pequeñas empresas en EU sube durante abril
Por

La Federación Nacional de Empresas Independientes dijo el martes que su índice de optimismo de las pequeñas firmas subió...