DW.- La guerra comercial de Washington con Beijing amenaza el acceso de Estados Unidos a los metales raros producidos por China, ingrediente crucial para la alta tecnología. Estas declaraciones tienen lugar luego de que el presidente chino, Xi Jinping, visitase la semana pasada una fábrica de tratamiento de metales raros, lo que había sido interpretado como una amenaza tácita a Estados Unidos.

La guerra comercial entre Washington y Beijing quemó una nueva etapa con el pulso tecnológico con Huawei, el fabricante chino de teléfonos inteligentes.

Durante su visita a la fábrica la semana pasada, Xi había destacado que “los metales raros son un importante recurso estratégico”.

“Solo en el caso en que poseamos una tecnología independiente, podremos ser invencibles”, añadió el presidente chino, que de esta forma parecía relacionarlo con las dificultades de Huawei.

Impacto latinoamericano

En medio del conflicto con Estados Unidos, China despliega sus alianzas a lo largo y ancho del globo. En ese marco, este mismo martes, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, inauguró un cable de fibra óptica de casi 3,000 kilómetros de extensión acompañado de representantes de Huawei, firma que participó en su construcción a través del territorio austral del país.

“Estamos celebrando el término del despliegue de lo que llamamos la Fibra Austral”, destacó Piñera en la ceremonia celebrada a bordo de un barco en Puerto Montt, a 1,000 kilómetros de Santiago, acompañado de Dou Yong, máximo representante de Huawei en Chile.

México aumenta sus exportaciones manufactureras en medio del conflicto EU-China

El cable submarino Fibra Óptica Austral (FOA), de 2,880 kilómetros de tendido submarino y 100 kilómetros de tendido terrestre, mejorará la conectividad de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, entre Puerto Montt y Puerto Williams, en el Canal Beagle.

La Fibra Óptica Austral (FOA) “llegó desde China y son casi 3,000 kilómetros desplegados bajo el mar”, destacó Piñera, que añadió que la obra “nos permite saldar una deuda que teníamos con estas regiones”.

La zona cubierta por el cable supone casi un tercio del territorio chileno y sus habitantes podrán ahora acceder a todos los servicios de telecomunicaciones existentes a través de una infraestructura de alta capacidad en transmisión de datos.

Lee también: México alargó a tres meses liderazgo comercial con EU

“Ya estamos pensando en una eventual extensión hasta la Antártida, porque siempre cuando uno termina un proyecto hay que pensar en el que viene”, afirmó el mandatario, que anunció además una inversión de 90.000 millones de pesos (unos 130 millones de dólares) para completar la red nacional de fibra óptica, que permitirá “cerrar la brecha digital que existe hoy en Chile”.

Dicha brecha, precisó, “aún mantiene en nuestro país a un 44% de las familias sin acceso a internet de alta velocidad y capacidad”, por lo que la fibra óptica nacional será “una verdadera carretera digital, que nos va a permitir integrarnos al mundo de la modernidad”.

En tanto, Dou Yong aseguró que Huawei, que ha sido sometida a vetos y presiones desde Estados Unidos en el marco de la guerra comercial, reafirmó a Chile como un país referente en América Latina porque “es un mercado muy abierto y transparente y también un mercado muy interesante”.

“Miramos a Chile como a un referente para toda la región de Latinoamérica así que vamos a continuar esta contribución y vamos a continuar trabajando duro para eso”, comentó el ejecutivo al término de la ceremonia.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Sin registro, 30% de beneficiarios de Prospera
Por

“El retraso en los pagos se debe a que se buscaba un mecanismo de entregas que no fuera en efectivo, ya que por este med...